365 Tao #359, 25 de Junio 2011: Cordura

Cordura

Tú eres los demonios.
Tú eres la oscuridad.
Tu alma está en juego. Tu alma es la luz.
La disipación es la amenaza.
No claudiques la clave. Solo disúelvete.


Los problemas de la humanidad no son metafísicos. Son personales.

La condenación está en ti. También lo está la salvación. Tú eres el príncipe de las tinieblas. También eres el príncipe de la luz. Ninguno de los dos puede ser expulsado de ti mismo. El arreglárselas valientemente con esa dicotomía es lo intenso de esta existencia.

La inercia está a favor de la oscuridad. La gloria está a favor de la luz. Si no haces nada, te deslizas hacia la oscuridad. Si haces el más mínimo esfuerzo hacia la luz, serás ayudado. Lucha por la luz. Puesto que el costo es la disipación –del alma, de la mente, del cuerpo, de tu humanidad misma.

La clave de todo esto es tu cordura. Tienes que luchar por mantenerla. Ella media entre la luz y la oscuridad.

Si quieres terminar con la dualidad, debes disolver tu cordura en el todo universal. No lo hagas hasta que estés listo, porque no hay vuelta atrás. Hay una tremenda diferencia entre la disipación de no hacer ningún esfuerzo, y la disolución que uno puede lograr como coronación de un acto espiritual.

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #176, Cultivo

Comentarios

Antoni C. ha dicho que…
El otro día en una entrevista a un paleontólogo y ante la pregunta de a qué aspiraba en su vida, respondió: a ser cada día un poco más humano.

"La inercia va a favor de la oscuridad"; está es la "maldición" del ser humano. Cuando nacemos, sólo somos humanos en potencia... vaya trabajo serlo realmente! Qué pereza!

Un abrazo, compañeras y compañeros de camino.

Antoni C.
Nancy Ana ha dicho que…
“Hola Karín”
Siempre agradecida por cumplir con quienes sentimos la necesidad de tan profundas reflexiones.
Hace poco reflexionaba en un pasaje bíblico de la crucifixión del Cristo entre el ladrón bueno y el ladrón malo y me decía que esa triangulación está en nuestro interior, es lo que somos todos y ESE CRISTO, ESA LUZ debe elevarse y envolver completamente a esta dualidad hasta disolverla.
Cuánto más nos esforcemos por avanzar en alcanzar la Luz más fuerte y sutil será la intervención o la presencia de esta dualidad, pero no debemos desmayar, no cesar en el esfuerzo, porque la ayuda llegará así como estas reflexiones tan sabias traducidas por un alma tan noble.
Una abrazo fraterno para todos.
Nancy Ana
Karin Usach ha dicho que…
Gran aspiración la de tu paleontólogo Antoni, el elevarnos a los planos más altos de la humanidad es a lo mejor que podemos aspirar. Como dices, es un tremendo trabajo. Pero como lo deja entrever esta meditación, si siquiera nos esforzamos un poco en esa dirección contaremos con la energía del universo entero.

Muy sabia tu reflexión Nancy Ana, y una muestra más de que podemos aprender de cualquier tradición espiritual. También podríamos pensar en esa dualidad del ladrón bueno y el malo como en el Yin y el Yang del símbolo del Tiaji, y en ese Cristo como en la línea imaginaria que los separa pero que a la vez los contiene e integra, que representa el equilibrio dinámico de una vida en el Tao.

Muchas gracias a los dos por sus siempre profundos comentarios!

Namaste

Entradas populares de este blog

365 Tao #184, 1 de Enero 2017: Emplazamiento

365 Tao #303, 30 de Abril 2017: Envejecer

365 Tao #156, 4 de Diciembre 2016: Inseparable