Entradas

365 Tao #334, 31 de Mayo 2020: Cucharón

Cucharón

Cucharón de bambú, cuenco de granito.
Corteza de hielo sobre el entintado embalse.
La luna resplandece en el cuenco
Hasta que la plenitud se escurre.


Algunas personas son como cucharones. No importa qué traten de recoger, termina escurriéndoseles otra vez. Para ese tipo de personas es extremadamente difícil acumular algo en la vida. 

Si tú eres como un cucharón, aún mayor razón para concentrarte en los recursos que tienes. La pobreza de cualquier clase no necesita ser un elemento disuasivo si sabes cómo utilizar la riqueza que posees. Debes abrazar tu destino, trabajar con él, y aprovecharlo. 

En última instancia, no podemos asir realmente nada de forma permanente en la vida. Nacemos desnudos, morimos desnudos, y a decir verdad vivimos desnudos. A lo que le tomamos gusto –nuestra ropa, nuestra riqueza, nuestras relaciones- es todo externo a nosotros. Nos es fácilmente arrebatado por una golpiza del destino. 

Tratamos de internalizar nuestras experiencias y nuestro entendimiento. Incl…

365 Tao #333, 30 de Mayo 2020: Burro

Burro

Desmonta tu burro en la cima.


Algunos de los lugares de este mundo son muy difíciles de subir, y la gente usa animales. Cada persona sólo puede montar uno, y cada animal puede tener un nombre diferente. Los jinetes suben el sendero en diferente orden, y discuten sus variadas opiniones respecto de sus experiencias. Incluso pueden tener opiniones opuestas: Un viajero puede pensar que el viaje es emocionante, otro puede encontrarlo aterrador, y un tercero puede encontrarlo banal. 

En la cima todos los viajeros paran en el mismo lugar. Cada uno de ellos tiene la misma oportunidad de ver las mismas vistas. Los burros son puestos a descansar y pastar; ya no se necesitan. 

Todos viajamos el camino del Tao. Los burros son las diversas doctrinas que cada uno de nosotros adopta. ¿Qué importa qué doctrina adoptemos mientras nos lleve a la cima? Tu burro puede ser un burro Zen, el mío un burro Tao. Hay burros Cristianos, Islámicos, Judíos e incluso burros Agnósticos. Todos te llevan al mismo lu…

365 tao #332, 29 de Mayo 2020: Cola de Milano

Cola de Milano

“Mide dos veces antes de cortar,” decía el viejo artesano.
Sólo la cuidadosa planificación y la paciente habilidad hacen una cola de milano.


Los primeros mueblistas se enfrentaron al problema de unir dos piezas de madera en el ángulo correcto, para que pudiesen resistir la tensión no sólo del uso sino también del clima. Especialmente en lugares donde los veranos son calurosos y húmedos y los inviernos fríos y secos, una plancha de madera puede cambiar sus dimensiones entre un cuarto y media pulgada. Lo suficiente para hacer que las uniones se separen y los cajones se atasquen! 

El ensamblaje de cola de milano sujeta porque las dos piezas de madera entrelazada se expanden y contraen en la misma proporción. La dirección en que tiran es contra el cierre de la juntura. El subproducto de toda esta magnífica artesanía es una juntura encajada con tanta precisión que es algo bello en sí mismo. 

Cortar una juntura de cola de milano es de una habilidad demandante. Las líneas deben ser…

365 Tao #331, 28 de Mayo 2020: Tamiz

Tamiz

Un tamiz grueso atrapa poco.
Una malla fina atrapa más.
Si quieres lo sutil, se refinado,
Pero prepárate para tratar con lo burdo.


La ironía de vivir espiritualmente es que te vuelves más sensible y más sutil. Por lo tanto, te vuelves intolerante a lo burdo. No hay mucha elección en esto. Si quieres asir las cosas sutiles de la vida, debes volverte refinado. Pero las cosas burdas se acumularán entonces aún más rápido. Un filtro grueso en un rápido arroyo sólo contendrá escombros y grandes rocas. Una malla fina atrapará cosas más pequeñas, pero también retendrá las más grandes.

Algunas personas intentan enfrentar esto desarrollando múltiples capas. Establecen una serie de mamparas a sus personalidades, de lo burdo a lo sutil para así poder lidiar con todo lo que la vida tiene para ofrecer. Esto es bastante encomiable desde un punto de vista ordinario, pero desde el punto de vista del Tao, es una gran molestia.

¿Qué hacer? Si permanecemos burdos, sólo lo burdo viene a nosotros. Si nos vo…

365 Tao #330, 27 de Mayo 2020: Sentido

Sentido

No seas destruido por el conocimiento y el poder.
Usa el sentido común para sobrevivir. 


Había una vez cuatro hombres eruditos y expertos. Un día se dijeron. “¿De qué sirve todo nuestro conocimiento si no buscamos empleo con un gran rey?” Por consiguiente, partieron hacia la capital. 

Ahora, entre estos cuatro, tres eran particularmente brillantes. El cuarto era intelectualmente inferior a los otros, pero era el que tenía más juicio. 

En el camino, se encontraron con el esqueleto de un león. “Traigamos al león de vuelta a la vida,” propuso el primero. “Sí, eso nos traerá mucha fama,” agregaron el segundo y el tercero. El cuarto dijo, “Si traen este león de regreso a la vida, los atacará y devorará.” 

“No interrumpas!” gritó el primero, quien ya había usado su conocimiento superior para poner carne en los huesos. El segundo rápidamente introdujo la sangre, y el tercero estaba a punto de insuflar vida al león. 

“Deberíamos pensar en la seguridad,” dijo el cuarto. 
“Silencio!” dijo el te…

365 Tao #329, 26 de Mayo 2020: Ombligo

Ombligo

La gente considera el ombligo como el vestigio de un nudo
Y piensan que la nutrición sólo viene por la boca.
No es así. El Tao es la gran madre,
Y en la región del ombligo se sitúa una vitalidad incalculable.


Los libros antiguos llaman al Tao la gran madre. El Tao nos provee como la haría una madre. Nos protege, nos nutre, hace posible nuestras vidas. Estamos literalmente atados a la vitalidad del Tao. 

Latentes en nuestro interior se encuentran puntos de concentración. La mayoría de la gente ignora que la concentración en esos puntos producirá fuerzas específicas, curará achaques, alterará la consciencia y aquietará la mente. Como un tesoro enterrado en las ruinas de un lugar sagrado, estos puntos sólo esperan ser descubiertos para entregar a su dueño poderes maravillosos. 

Uno de dichos puntos es el área del ombligo. Cuando te concentras allí, encontrarás que viene a ti una gran vitalidad. Será como si todavía estuvieras conectado a tu madre a través del ombligo, y un gran poder y …

365 Tao #328, 25 de Mayo 202: Presencia

Presencia

El pararrayos en el pináculo
Atrae poder por su mera presencia.
Del mismo modo, debemos trabajar
Por sustancia y altura.


Si queremos comunión con los poderes celestiales, sólo necesitamos lograr la altura espiritual apropiada. Entonces el cielo vendrá a encontrarnos tan seguramente como un relámpago es atraído al pararrayos. El esfuerzo está sólo en el favorecer, en la purificación de nuestro carácter, en el extenderse hacia arriba. Una vez que la situación es correcta, la unión es inevitable. 

Algunas personas dicen, “¿A quién le importa el cielo?” Algunos dicen, “¿Por qué esforzarse por el refinamiento?” Por su puesto, a nadie le es requerido el hacer un esfuerzo en la vida. Todos podemos ir por la vía fácil. Pero seguimos siendo pararrayos. Solo que las fuerzas que atraemos no son los poderes del cielo, sino a los poderes demoníacos, a la desgracia y a los depredadores. 

No, no hay ninguna verdadera razón por la que alguien deba querer purificarse por razones espirituales. El he…