Entradas

365 Tao #230, 16 de Febrero 2019: Perfección

Perfección

El héroe baja de la montaña,
Radiante de poder,
Pero una pelea con un anciano polvoriento
Rápidamente lo tumba al suelo.

Antaño, los hombres y mujeres jóvenes que querían ser extraordinarios entrenaban en la montaña con un maestro famoso. Lejos de las distracciones de la sociedad, aislados en la limpieza, se mantenían en una alta cima y no bajaban hasta que hubiesen alcanzado gran habilidad.

Tales personas eran héroes, el pináculo del desarrollo. Sin embargo, en su subsecuente deambular por el mundo, tales héroes frecuentemente encontraban a algún viejo que podía superarlos rápidamente. Ya sea en el debate filosófico o en habilidad física, siempre había algún oscuro trotamundos que podía eclipsar incluso al mayor de los héroes. ¿Por qué? Porque el héroe sólo tenía perfección, la fuerza de la juventud, y coraje. Los viejos tenían la ventaja de la experiencia y la sabiduría.

Siempre habrá en el mundo personas mejores que tú. Aprende a reconocer a aquellos mayores que son más sabios …

365 Tao #229, 15 de Febrero 2019: Redención

Redención

Medito diariamente ante el altar,
Pero aún sigo cubierto de pecado.

A pesar de los diarios esfuerzos por mejorar, seguimos teniendo muchos defectos. Eliminamos uno, sólo para encontrar nuevos. Nos liberamos de una relación superflua, sólo para encontrar nuevos enredos. ¿Por qué es tan difícil encontrar la liberación? Porque nuestras propias mentes son la fuente de nuestros problemas.

Cada quien con inteligencia y ambición tiene profundo deseo. Queremos cosas. Concebimos estrategias para obtenerlas. Ya sea el casi instintivo apetito por comida o sea deseo revestido en aprobación social, nuestras mentes no descansan nunca en su hambre por satisfacción. Una vez que tenemos deseo, tratamos de alcanzar el objeto de nuestro deseo. Si no tenemos éxito en alcanzarlo, nos enojamos, nos frustramos y nos decepcionamos. Si obtenemos lo que queremos, sólo queremos más.

Este tratar de alcanzar nunca termina. Aunque meditemos, no podemos eliminar este hábito de una vez. Por lo tanto, aunque pue…

365 Tao #228, 14 de Febrero 2019: Profundidad

Profundidad
La luz matinal ilumina al luchador meditando.
En su mente, incluso un templo de madera es arrastrado.
¿Quién puede desafiar la profundidad del océano?

Había una vez un luchador quien, a pesar de su gran condición física, perdía la mayoría de sus combates. Consultó entrenador tras entrenador, pero nadie podía mostrarle cómo ganar. Aunque no le faltaba fuerza ni habilidad, le faltaba concentración y confianza.

Finalmente, fue a consultar a un maestro de meditación quien aceptó ayudarlo. "Tu nombre significa 'Vasto Océano', observó el maestro. Por lo tanto, te daré esta meditación a practicar."

Esa noche, el luchador se sentó solo en el altar y primero se visualizó a si mismo como olas. Gradualmente, las olas aumentaron de tamaño. Pronto, se convirtió en una inundación. Luego la inundación se convirtió en un aluvión, y finalmente en un maremoto. En su mente, todo era barrido ante él: Incluso los dioses en el altar y los maderos del templo eran consumidos en su ole…

365 Tao #227, 13 de Febrero 2019: Consistencia

Consistencia

Sin demasiado problema,
Uno puede mantenerse en el camino principal.
Pero a la gente le encanta distraerse,
Y la perspectiva es difícil.

La gente constantemente declara que quiere caminar el sendero del Tao. Dicen que todo lo que quieren es alcanzar la realización. Pero eso no es verdad. Si lo fuera, simplemente andarían su camino y obtendrían la iluminación enseguida.

La realización instantánea no pasa muy seguido porque la gente se distrae. No le es dado a toda persona el buscar el Tao con suma consistencia. No todos quieren siquiera la realización inmediata. Cuando llega la iluminación, el mundo se vuelve completamente insignificante. Algunos todavía queremos explorar, estar involucrados, entretenernos. Eso está bien, mientras sepas que estas elaborando juegos e intrigas. En el análisis final, está bien desviarse un poco, pero uno siempre debe ser cauto y volver al camino principal sin perder demasiado tiempo o demasiado terreno.

Es por eso que una sólida perspectiva está en …

365 Tao #226, 12 de Febrero 2019: Repetición

Repetición

Las cuentas de mi rosario están enhebradas a lo largo de mi vida.
No se me permite saltar ni una sola cuenta:
A veces la cuenta es una semilla. O un hueso.
O jade. O sangre seca. O semen. O cristal.
O madera podrida. O la reliquia de un sabio. U oro.
O vidrio. O un prisma. O hierro. O greda. O un 
ojo. O un huevo. O estiércol. O una pelota. O una
piedra. O un durazno. O una bala. O una burbuja.
O plomo. O pura luz.
No importa qué sea la próxima cuenta, debo
contarla,
Practicar mis diarias austeridades.
Repetir. Repetir. Repetir.
Hasta que la repetición se vuelva resistencia.

La gente raramente entiende el poder de la repetición. Lo que se repite una y otra vez puede volverse perdurable; lo que es hecho en un momento es rara vez duradero. Si los granjeros no se ocupan de sus campos todos los días, no pueden esperar una cosecha. Lo mismo es cierto de la práctica espiritual. No es la gran declaración o la colorida iniciación lo que significa algo. Es el continuo diario vivir una vida espirit…

365 Tao #225, 11 de Febrero 2019: Prejuicio

Prejuicio
Ninguna madre piensa que su hijo es feo.
Nadie es indiferente a si mismo.


Todos estamos familiarizados con el prejuicio. Viene de muchas formas: nacionalismo, machismo, provincialismo, racismo. Muchos de nosotros indudablemente clamamos en contra de estas injusticias. Mientras haya prejuicio, declaramos, nunca seremos capaces de conocernos bastante unos a otros.

Y sin embargo, es exactamente un tipo de prejuicio el que también evita que nos conozcamos a nosotros mismos. Si lo pensamos, nosotros mismos es a quien más favorecemos. Nos encargamos de todas nuestras necesidades corporales, nuestras indulgencias sexuales, nuestras curiosidades intelectuales, y nuestras lujuriosas ambiciones. Cuando estamos enfermos o en desventaja, nadie siente más nuestro dolor o gime más fuerte. Cuando estamos satisfechos, nadie se regocija con mayor satisfacción. Cuando estamos al borde de la muerte, nadie se aferra con más vehemencia.

Mientras seamos esclavos de nuestros apetitos, no podremos tener…

365 Tao #224, 10 de Febrero 2019: Indiferencia

Indiferencia

Para un verdadero maestro,
Sentarse en un trono
No es diferente de 
Sentarse en el suelo.

Un verdadero maestro es indiferente a los modos de la sociedad. La ambición, el conocimiento y la religión son igualmente carentes de interés. ¿Por qué? Porque todas esas cosas están en la esfera de las definiciones humanas.

La persona santa trasciende toda identidad. Por lo tanto, riqueza o pobreza, bien o mal, violencia o paz no le hacen diferencia. Las dicotomías ya no son válidas para tal persona.

¿Encuentras esto difícil de creer? El grado en que encuentres esto difícil de aceptar indica el grado al que estás constreñido por el dualismo. La verdadera iluminación viene de entender la unicidad de toda realidad. Tal darse cuenta lleva a la percepción de que todas las cosas son verdaderamente iguales. Un maestro ve la nutrición y la enfermedad como lo mismo, la vida y la muerte como lo mismo, la moralidad y la inmoralidad como lo mismo. Si le das a los maestros algo que comer, ellos lo com…