Entradas

365 Tao #83, 22 de Septiembre 2019: Despedida

Despedida

Tú y yo asumimos que era para siempre
Cuando nos volvimos compañeros.
Pero ahora, triste, te estás yendo.
El cielo se vuelve amarga incandescencia
Insatisfecho con la resignación.

Hay épocas en las que hemos sido lo suficientemente afortunados para tener compañeros en nuestro camino espiritual, pero el momento de la despedida viene muchas veces sin ser bienvenido. Cuando nuestros amigos deciden partir, con frecuencia quedamos con dudas, confusión, y a veces culpa. Cualquiera puede dejar el sendero. No sufrirán condenación; sólo caminarán un sendero diferente. 

La regla para los seguidores del Tao es esta: Caminen el sendero juntos mientras sea posible, y cuando deban separarse, nunca retengan a su compañero.

¿Debería uno intentar no tener sentimientos respecto de los amigos? Después de todo, los sabios constantemente nos advierten contra los apegos. Sin embargo, la emoción es parte de lo que nos hace humanos. Puede que entendamos filosóficamente por qué un compañero debe marcharse, …

365 Tao #82, 21 de Septiembre 2019: Sintonizar

Sintonizar

La travesía del sol nos lleva a una nueva estación,
El aliento primaveral pone las hojas en sintonía.

El Tao está aquí. Somos nosotros los que no siempre estamos en armonía con él.
El Tao prosigue su propio camino. Somos nosotros los que no estamos listos para seguirlo.
El Tao es absolutamente seguro en su movimiento. Somos nosotros los que estamos absortos en distracciones.
El Tao no tiene conciencia, sin embargo es supremo. Somos nosotros los que pensamos compulsivamente.

Por lo tanto, sintonizarnos con el Tao es la tarea básica. Tenemos que volvernos el instrumento perfecto, de forma muy similar a la que una hermosa arpa tiene ajustadas todas sus cuerdas. Si somos menos que perfectos, ¿cómo armonizaremos con la música universal? Una vez que estemos sintonizados, podemos abrirnos al Tao. A donde nos lleve, lo seguimos sin vacilación. Tal como un músico expresa talento individual y comprensión, y sin embargo armoniza con la creciente magnificencia de la orquesta, así también el s…

365 Tao #81, 20 de Septiembre 2019: Navegar

Navegar

Expansión infinita, océano reluciente hirviendo de vida,
Turbulento, viril, extensión en perpetuo movimiento,
Extendido perfectamente hacia el brillante cielo,
Floto sobre ti en mi creada matriz,
Sostenido contra tus profundidades verde-negruzcas.
Los de tierra nunca entienden la vida marina.
Los del mar intiman con tus estados de ánimo;
Lo navegan pero a la larga están desamparados.
Los destinos se vuelven inútiles, flotar es la única realidad:
Los miedos del marino se disuelven en la aceptación.

A veces se compara el Tao con el océano. Su profundidad es inmensurable, su poder rige a todo quien entra en él. Buscamos navegarlo con nuestro conocimiento sobre nudos, dirección, matemáticas y cartas de navegación, sin embargo nuestro entendimiento es incomparable a su vastedad. Los jóvenes tienen ambiciones grandiosas sobre explorar por sobre y por debajo de la superficie, mientras que los viejos han sucumbido: Saben que no hay otra alternativa que aceptar el océano y flotar sobre él. El que…

365 Tao #80, 19 de Septiembre 2019: Opuestos

Opuestos 

Antes del vaciado, debe haber llenado.
Antes de encogimiento, debe haber expansión.
Antes de la caída, debe haber ascenso.
Para destruir algo, llévalo a su extremo.
Para preservar algo, mantenlo en el medio.


Aunque hablemos de opuestos, no hay realmente elementos antagónicos. Todos los opuestos son parte de la misma entidad. Como una serpiente de dos cabezas, los opuestos son dos partes del mismo todo. Se definen uno a otro, como el negro define al blanco. Alternan el uno con el otro, como la guerra alterna con la paz.

Siempre que algún fenómeno alcance su extremo, cambiará hacia su opuesto, tal como la noche más oscura comienza a cambiar hacia el amanecer, y el invierno más frío es seguido por una gloriosa primavera. Por lo tanto, cualquier cosa que uno quiera destruir sólo necesita ser guiada a su extremo, o ser aplastada mientras está justo apareciendo. Por ejemplo, los dos momentos más fáciles para destruir un árbol son cuando es tan alto que está por venirse abajo o tan joven …

365 Tao #79, 18 de Septiembre 2019: Primavera

Primavera

El sol y la luna dividen el cielo,
Florece la fragancia en las huesudas ramas del peral:
La tierra se despierta en un suspiro.
El trotamundos solitario se deleita en el sendero.

Es el momento del equinoccio, en que el día y la noche son brevemente iguales. Este día señala el comienzo de la primavera, el aumento de la luz, y el retorno de la vida a la tierra congelada.

Por supuesto, este día sólo representa un momento en el tiempo. La primavera ha estado regresando desde hace tiempo, y sabemos que el verano pronto le seguirá. El ciclo de las estaciones continuará sucesivamente. No hay tal cosa como una verdadera detención en el tiempo, porque todo es un continuo. La naturaleza hace sus propias concordancias como una mera consecuencia a su movimiento; somos nosotros quienes vemos la estructura y le damos nombre a los patrones.

¿Pero quién puede escatimar placeres eventuales a un viajero solitario? Salgamos y disfrutemos el día, deleitémonos en la llegada de la primavera, regocijémono…

365 Tao #78, 17 de Septiembre 2019: Miedo

Miedo

Confía en los dioses interiores,
Acepta las bendiciones recibidas.
La ilusión es la frontera de la realidad:
Atraviesa el miedo para ir más allá.

En tus meditaciones, encontrarás dioses. Esos dioses son nada más que los aspectos más sagrados de tu propia mente; no son otros seres. Tus dioses internos te otorgarán regalos de conocimiento y poder. Acepta lo que venga a tu camino sin dudar y sin miedo. Puedes confiar en tus dioses. Ellos nunca te traicionarán, porque tú no puedes traicionarte a ti mismo.

Tal confianza disuelve el miedo y el arrepentimiento. Encontrarás una resolución a tus conflictos internos. Los dioses te harán avanzar hasta el límite la realidad misma. Del otro lado hay una vasta profundidad, la naturaleza última de la existencia. Pero la frontera puede ser cruzada sólo si has resuelto todo miedo y arrepentimiento.

Todo miedo viene de nuestro sentido del yo. Cuando nos paramos en el borde de la realidad, tenemos miedo de perder nuestra identidad al zambullirnos. Tenemo…

365 Tao #77, 16 de Septiembre 2019: Destino

Destino

Disipa el tiempo
Y harás que
Se disipe el destino

El destino es la fuerza que interfiere con nuestras vidas, arruinando las cosas en el peor momento. Sin embargo lo que llamamos destino no es más que las consecuencias de nuestras propias acciones. Cada vez que actuamos, generamos una cadena de eventos que está completamente atada a nosotros. Mientras más rápido huimos de esos vínculos, más rápido nos siguen. No pueden ser cortados; cada uno de nuestros actos nos amarra más.

El elemento operativo aquí es el tiempo. Los eventos del pasado son la maldición. Los seguidores principiantes del Tao aprenden a manipular el pasado, presente y futuro. Aprenden cómo operan las circunstancias y buscan sacar partido de ello. Los seguidores más avanzados del Tao evitan este proceso de manipulación. Eliminan toda consideración al pasado, presente y futuro como definiciones a fin de negar el concepto de destino.

Para lograr un estado de ser donde no hay pasado que le pese al presente y ningún futuro…