Entradas

365 Tao #159, 7 de Diciembre: Escribir

Escribir Se retiró dentro de sí misma, Escribiendo primero sólo para uno, Luego tocando a miles, Encarnó fantasmas, penas y alegrías En historias de maravilla en papel y tinta. Un autor dijo, "Puedo librarme de cualquier cosa escribiendo acerca de ello," queriendo decir que el proceso de externalización podía liberarlo del dolor en su alma. Esta comprensión produce una dicotomía deliciosa: liberarse, o conservar tanto alegrías como torturas manteniendo el silencio acerca de ellos. Los escritores escriben porque deben hacerlo: necesitan expresar algo desde muy dentro de ellos mismos. Escuchan voces que otros no oyen. Escuchan con urgencia, y deben comunicar lo que oyen. La gente siente el Tao de la misma manera en que los escritores sienten algo único. En el proceso de escuchar voces misteriosas y expresar la maravilla que viene hay una magia semejante a la perfección del Tao. La meditación de hoy para el hemisferio norte es la  #340, Contexto

365 Tao #158, 6 de Diciembre: Muriendo

Muriendo Las pesadas frazadas la aplastan, Blancas madejas cubren su cara curtida. Atrapada en el entumecimiento del tiempo que se estrecha, Los ojos enceguecidos por la gasa, Robóticos suspiros hacen eco en su coma. Los metálicos silbidos del respirador artificial son La extraña violencia de la compasión moderna. ¿Qué hacemos cuando aquellos que nos importan profundamente están muriendo mientras nosotros seguimos viviendo y trabajando? Podríamos estar tentados de satisfacer nuestros propios sentimientos de injusticia, tristeza, o miedo, pero deberíamos pensar primero en aquellos que están muriendo. Tenemos la responsabilidad de estar con ellos. No dejes que otros mueran en soledad. No importa qué tan irónica sea tu vida en comparación con su morir, actúa para ellos como ellos ya no pueden actuar. Si extienden la mano buscando alguna manera de sobrellevar su inminente final, no necesitas tener palabras floridas. Meramente estar con ellos, tal vez tomándoles las manos, es elocuencia suf

365 Tao #156, 4 de Diciembre: Inseparable

Inseparable El tronco es hueco, Pero las ramas viven. El vacío es fundamental, Pero las diez mil cosas son diversas. Por lo tanto, los trotamundos se liberan de preocupaciones Y siguen el Tao con gran deleite. La base de un árbol puede ocasionalmente estar hueca, y sin embargo el tronco elevarse cien pies para soportar una exuberante corona en crecimiento. El Tao puede ser vacío, pero el mundo tiene una gran profusión. Esto es porque no hay separación entre el vacío y el fenómeno. Por lo tanto, el Tao no puede ser logrado negando el mundo. El vacío es parte de toda realidad y por lo tanto tiene tangibilidad. El grandioso Tao permea al mundo y así puede ser estudiado en el mundo. Todo lo que se necesita saber sobre las manifestaciones del Tao puede ser conocido al viajar a través de la vida. Todas las experiencias son válidas, porque todas las experiencias son del Tao. En todo lo de la vida, lo único que nos separa del Tao es el ego humano, porque uno se pone a uno mismo antes que a tod

365 Tao #157, 5 de Diciembre: Óptimo

Óptimo Si eres mejor por la mañana, Cultiva el Tao en la mañana. Si eres mejor por la tarde, Cultiva el Tao en la tarde. Cualquiera sea para ti el momento óptimo del día, deberías dedicarlo al cultivo del Tao. Por ejemplo, al amanecer, cuando hay quietud, el mundo está fresco, y la mente no está contaminada por los eventos del día, es un momento ideal para dedicarte al estudio. La mañana, el momento del nacimiento, no debería ser malgastada en un rápido desayuno, una apresurada lectura del diario, y una prisa maniaca hacia el trabajo. Es mucho mejor despertar de un pacífico dormir, lavarte, tomar agua pura, y sumergirte en la creciente energía del día. Si tu momento óptimo es la tarde, entonces hay dos intervalos propicios: el crepúsculo, cuando el día y la noche llegan a un equilibrio, y la medianoche, cuando se levanta el primer aliento del día que viene. Por la noche, las preocupaciones mundanas se dejan de lado, el descanso y la relajación son primordiales, y el mundo entero se ret

365 Tao #155, 3 de Diciembre: Placer

Placer Pulcro cielo azul cobalto; Agua como néctar que satisface profundamente. Aire más dulce que el mejor perfume; Los rayos del sol calientan a un gato agradecido. Es difícil creer que la vida es toda para nada. ¿No podemos aceptar la felicidad cuando llega? Hay que reconocer que hay una gran cantidad de sufrimiento y horror en este mundo. Pero si hemos de aceptar las partes tristes de la vida, también debemos abrazar sus partes buenas. Mientras estemos en este mundo, debemos aceptarlo todo. Si lo que viene a nuestro encuentro es ocasionalmente maravilloso, nadie debería negarnos nuestro disfrute. Todos sabemos que cada subida es seguida por una caída. ¿Por qué sólo mortificarse con terror al futuro? Mientras nos hayamos comportado responsablemente, no hay nada de malo en disfrutar lo mejor que la vida tiene para ofrecer. Mira a un gato mientras se estira satisfecho al sol. No hay pensamiento sobre el próximo momento, sólo el puro placer del presente. Puedes estar seguro que seguirá

365 Tao #154, 2 de Diciembre: Capas

Capas Lo externo es la forma, Lo interno es el pensamiento. En lo más profundo está el alma. Los sabios tradicionales describen al ser humano como teniendo tres capas. La exterior es el cuerpo físico e incorpora los impulsos y los instintos primitivos. La interior es la mente e incluye la discriminación, el razonamiento, y el sentido de individualidad. Tanto el cuerpo como la mente son esclavos del mundo exterior porque obtienen su conocimiento de una entrada sensorial. No pueden conocer nada "intangible", nada que no tenga una forma o un nombre. En el núcleo de cada persona está el alma. Ese es un yo puro y virginal. No piensa en el sentido ordinario de la palabra, no tiene egotismo, y no está preocupado de mantenerse en el mundo. Aunque el cuerpo tenga una forma y la mente sea multifacética, el alma es completamente amorfa y sin características. Ninguna marca, perfil, nombre, formula, número, idea o concepción puede ser proyectada sobre ella. Es pura, amorfa y vacía. Cualqu

365 Tao #153, 1 de Diciembre: Culpar

Culpar Aunque los demás tengan defectos, Concéntrate en los propios. Algunas personas tienen el hábito de culpar a otros. Tal vez todos tengamos esa debilidad. La lista de chivos expiatorios para nuestras miserias es ingeniosa e interminable. Los padres, la comunidad, los maestros, el gobierno e incluso demonios y dioses son todos invocados cuando tenemos problemas. Si las dificultades verdaderamente vienen de fuera, el problema no es el culpar. En esos casos, el curso de acción es muy claro: Neutralizar esa influencia. Si el problema viene de dentro, la solución también tiene que venir de adentro. Antes de que culpes a tus amigos, parientes, o maestros por malos hábitos y falta de visión, deberías recordar que no hay que culpar a nadie nadie sino a ti mismo. Es igualmente un error el perder la autoestima simplemente porque tienes algunos defectos. Ver tus deficiencias y tomar medidas para eliminarlas debería ser visto como un proyecto desapasionado. No eres despreciable porque asumes