365 Tao #327, Incoloro: 24 de mayo 2016

Incoloro

¿Cuál es la diferencia ente lo erótico y lo espiritual?
Templos y amantes son igualmente chillones.
 

¿Cuál es la diferencia entre erotismo y espiritualidad? Ambos se refieren al éxtasis. Ambos conducen a la trascendencia del yo. Ambos llevan a la unificación con un orden mayor. Ambos son vulnerables a los excesos de la perversión, la lujuria, el sadismo, la obsesión y la locura. Erotismo y espiritualidad – los dos más profundos intentos de la humanidad son gemelos. 

Ambos, erotismo y espiritualidad suponen involucrarse intensamente con la diversidad y color del mundo. Pero hay un orden más alto, un estado donde uno es la santidad misma. Entonces nada del mundo del color te importa ya. Los placeres de la cama no significarán nada. Tampoco las glorias de los esfuerzos del asceta significarán nada. Sólo al entrar al incoloro estado de luz pura y cegadora, puede haber libertad de los gemelos. 

La meditación cambia tu consciencia. El tipo de consciencia que emerja depende de la meditación. Tu consciencia a su vez colorea tus percepciones del mundo que te rodea. No existe tal cosa como la realidad objetiva. Tú lo coloreas todo. Si quieres el nivel más elevado del ser, ten como objetivo la consciencia sin color. 

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #144, Latente

365 Tao #326, 23 de Mayo 2016: Misticismo

Misticismo

Todas las tradiciones místicas son una.
Son la semilla de todas las religiones. 


Tao. Zen. Tantra. Yoga. Kabbalah. Sufismo. Misticismo Cristiano. Chamanismo. Y tantas otras más secretamente atesoradas por sus adherentes. Todas ellas comparten la misma mística sensación de comunión con lo divino. La meditación no es algo peculiar de una cultura. 

Todas las culturas conocen un núcleo místico que enfatiza el continuo refinamiento, la meditación y la unificación con el gran cosmos. Yo llamo a ese gran orden Tao. Ellos lo llaman con nombres diferentes. ¿Qué importa cómo lo llame la gente? Cuando descubrieron lo que era sagrado, pronunciaron diferentes sonidos acorde a su historia y su cultura, pero todos descubrieron la misma cosa. Hay sólo una fuente divina en la vida. 

Por generaciones, místicos de todas las tradiciones se han inmerso en el Tao. Cuando se encuentran en los niveles impronunciables, saben sin palabras que han alcanzado el mismo núcleo de espiritualidad. No importa en qué lugar del mundo estés, allí hay tradiciones con la pureza necesaria para llevarte al Tao. 

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #143, Intuición

365 Tao #325, 22 de Mayo 2016: Pareja

Pareja

La pasión no es sino un preludio a
Años de gradual despliegue.
 

Algunas personas se emparejan de por vida. Tal vez sus aventuras amorosas comienzan con encaprichamiento, pasión y erotismo. Eventualmente eso da paso a un compañerismo más estable. No todas las parejas pasan intactas este período de transición, sino aquellas que encuentran un nuevo modo de relacionarse el uno con el otro. Amantes devotos encuentran que se pueden aceptar los defectos menores. A su vez, encuentran aceptación a pesar de sus propios defectos e inseguridades inherentes. 

El amor maduro es paciente, desinteresado, generoso y amable. El amante se vuelve más importante que el yo. En el amor, encontramos trascendencia y una unidad que nos es inalcanzable estando solos. 

Muchos sabios hablan en contra del amor romántico. ¿Podrá ser que no lo han sentido nunca o que hayan sido amargamente decepcionados? Los individuos deberían conocerse bien a si mismos. Si están hechos para el amor, lo sabrán. 

En última instancia, el otro es divino y la divinidad habita en el otro. A través del amor, uno puede conocer la belleza de la unidad y la totalidad. Sin lo femenino, el elemento masculino es estático y estéril. Sin el elemento masculino, lo femenino es potencial ilimitado sin un catalizador. A través de la unificación, encontramos altruismo, pureza y divinidad. 

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #142, Ocio

365 Tao #324, 21 de Mayo 2016: Mosaico

Mosaico

Azulejos de cornalina, lapislázuli y jade,
El muralista compone su cuadro
Un centímetro a la vez.
Sola, cada pieza es preciosa;
Unidas forman un todo invaluable.
 

No lejos de donde crecí, había un muralista cuya especialidad era el mosaico. Aceptaba encargos desde todo el mundo y también colaboraba con varios artistas famosos en sus murales y esculturas. Tenía botes y cubos llenos de toda clase de materiales fascinantes. Algunos eran vidrios rojos, azules y amarillos. Otros eran de elaborada cerámica esmaltada. Unos pocos eran piedras como lapislázuli, turquesa, malaquita y obsidiana. Algunos incluso tenían reflejos de oro y plata, y esos serían los primeros en brillar cuando él enjuagara el mortero. 

Dios puede estar en los detalles, pero también es importante conocer el panorama general. 

Aquí es donde el muralista es tan buen ejemplo. El sabía cómo tenía que ser cuadro completo, y sin embargo tenía la suficiente concentración para montar enormes retablos hechos de pequeños centímetros cuadrados. Eso es conocer ambos, lo pequeño y lo grande. Sigue su ejemplo y nunca serás mezquino; sin embargo no perderás de vista la relación entre lo microcósmico y lo macrocósmico. 

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #141, Arrugas

365 Tao #323, 20 de Mayo 2016: Intensidad

Intensidad

El Tao es extrañamente incoloro,
Sin embargo intenso.
Te agarra como un maremoto.
 

Los libros antiguos describen al Tao como extrañamente incoloro. ¿Qué quieren decir con eso? Cuando los dioses aparecen en destellos de luz cegadora, cuando el infierno bosteza con llamas y chispas, ¿cómo es que el Tao, supremo sobre todo, es extrañamente incoloro? 

La descripción de incoloro es una referencia al hecho de que el Tao está más allá de todas las descripciones. Cuando experimentes el Tao, reconocerás que lo que tienes entre manos es algo sumamente correcto. Pero será imposible conceptualizarlo o reproducirlo. De hecho, mientras más tratas de sujetar al Tao, más elusivo se vuelve. Es una paradoja el que algo incoloro pueda ser tan intenso, apasionante e inolvidable. 

¿Has practicado alguna vez algún deporte competitivo, como por ejemplo, fútbol? ¿Has sentido alguna vez ese dulce momento, cuando todo salía bien casi sin esfuerzo? Cuando estabas inmerso en ese momentum, ¿te dijiste a ti mismo, “No hagas nada que quiebre esto. No digas nada, no lo arruines”? Esa sensación es un poco el como se siente el estar con el Tao. Si trataras de desglosar lo que te estaba pasando, no podrías. Si trataras de reproducirlo más adelante en otro partido, no podrías. Si trataras de “dominarlo”, de tomar crédito por él, de explicar qué pasó, no podrías. Luego en privado al reflexionar, te darías cuenta de que la experiencia que sentiste fue lo suficientemente fuerte para mover a otros, para barrerlo todo ante ti, para mantenerte en intensidad. Lo que sentiste fue el Tao. 

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #140, Disentir

365 Tao #322, 19 de Mayo 2016: Decadencia

Decadencia

Empolvada concubina vestida con ricas sedas-
Pies vendados, cuerpo blando, labios flojos-
Mira lotos a través de binoculares.
Una libélula se posa en su inmóvil abanico.
 

¿Cómo sabes cuando tu propia vida raya en la decadencia? 

Ciertamente cuando la fuerza de las formas pasa a ser más importante que la fuerza de la sustancia. Cuando la etiqueta y la moral se vuelven más importantes que la comprensión y la rectitud. Cuando los procedimientos se vuelven más importantes que la creatividad. Cuando la gratificación de tu codicia se hace más importante que el dar a los demás. Cuando el patriotismo pasa a ser más importante que el gobierno moderado y el tratamiento inteligente a las otras naciones. Cuando la acción de comer se torna más importante que las consideraciones de nutrición. Cuando la ópera se vuelve más importante que ayudar a los pobres y desamparados. Cuando el propio confort se vuelve más importante que el sufrimiento de los seres queridos. Cuando la ambición pasa a ser más importante que la benevolencia. Cuando el prestigio se torna más importante que la caridad. Cuando la academia se vuelve más importante que las calles. Cuando la expresión ruidosa se vuelve más importante que escuchar a los demás. Cuando la extravagancia se vuelve más importante que la comunicación. Cuando ser un entendido se vuelve más importante que los actos simples. Cuando el estilo se vuelve más importante que la función. Cuando los libros se vuelven más importantes que los maestros. Cuando la conveniencia se vuelve más importante que los ancianos. 

Cuando hueles que estas cosas están pasando, no estás lejos de la decadencia. 

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #139, Matrimonio

365 Tao #321, 18 de Mayo 2016: Autosuficiente

Autosuficiente

Se autosuficiente pero no te aisles.
Cuando el rey de China cerró las fronteras,
Comenzaron los siglos de estancamiento y decadencia.
 

Toda la filosofía del Tao pretende dirigirte a la autosuficiencia. Lo que sea que uno necesite hacer en la vida, uno debería ser capaz de hacerlo por sí mismo. Ya sea al estar atrapado en la selva o al enfrentarse a una reunión social que requiera gracia y etiqueta, uno debería ser capaz de arreglárselas con facilidad y aplomo. 

Ser autosuficiente no es lo mismo que estar aislado. Este es un punto muy importante. Cuando el rey de China cerró las fronteras, el país era lo bastante autosuficiente como para disfrutar de lo más bien del aislamiento. La nación entera se retrajo a una mágica satisfacción. Pero eventualmente se desarrolló una sociedad endogámica. Comenzó el estancamiento y la decadencia. 

El mismo problema puede surgir en personas que son tan autosuficientes que fallan en captar totalmente la vida. Una de dos: o sufrirán una implosión por el puro peso de su propia decadencia y estancamiento, o explotarán una vez que el mundo exterior los confronte con algo que no puedan comprender. 

Aquellos que siguen el Tao recorren el mundo. Puede que aprovechen las ventajas de retiros temporales e intenso auto cultivarse, pero no se aíslan permanentemente. Fluyen con el Tao, están con todas las cosas, y por lo tanto evitan la decadencia. 

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #138, Academicismo