365 Tao #338, 4 de Junio 2011: Expresión

Expresión

Ya no queda nada que pintar.
Lo hemos visto todo desde lo clásico a lo absurdo.
Ya no queda nada que escribir.
Son tantos los libros triturados como los leídos.
Ya no queda nada que cantar.
Lo que alguna vez fue vanguardia ahora es música de fondo.


En un mundo donde la expresión parece infructuosa, es difícil mantener la creatividad. Pero la creatividad es un impulso primario. Los hombres de las cavernas pintaron en las paredes; las casas de todos tienen alguna imagen en exposición. Los escribas primitivos escribieron relatos de sus experiencias; la gente todavía mantiene diarios. Los primeros chamanes cantaron; nosotros todavía vivimos con música. No podemos abandonar la expresión creativa en nuestra vida cotidiana, aunque parece difícil salir con algo nuevo.

La única manera de tener una expresión fresca es ir profundamente adentro. En cierto sentido, el extremo pluralismo de hoy en día elimina la obligación de hacer lo mismo que los demás. En una época, los artistas, monjes, escritores, músicos y artesanos estaban obligados hacia sus señores feudales. Hoy no estamos constreñidos por estándares jerárquicos. Somos libres para estar directamente en comunión con nuestro llamado interior.

Por coincidencia, esto refleja un entendimiento más sofisticado de lo divino. Ya no estamos en una posición de súplica con lo que es divino. Más bien, lo divino es una cualidad de nuestro interior.

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #155, Placer

Comentarios

Entradas populares de este blog

365 Tao #184, 1 de Enero 2017: Emplazamiento

365 Tao #156, 4 de Diciembre 2016: Inseparable

365 Tao #66, 5 de Septiembre 2016: Ciclos