365 Tao #257, 15 de Marzo 2017: Ruptura

Ruptura

En el verano tardío, el aliento del cielo es húmedamente caluroso.
Sofoca la tierra con su opacidad.
De pronto, gruesas nubes se reúnen:
Una ola de aire polar pasa como un frígido rastrillo.
Las bellotas caen como balas, 
y un nuevo viento irrumpe.

Cuando el aire es caluroso y húmedo, hay un sentimiento de opacidad y estancamiento. Todos están oprimidos por la lasitud. A medida que la estación comienza a cambiar, aire fresco viene del ártico. Las nubes que se han estado acumulando comienzan a dispensar lluvia, y el aire húmedo es cambiado por frescas brisas frías. Por la noche, los cielos están cambiando tan rápidamente que destellan relámpagos de las nubes que colisionan, y los truenos anuncian los giros de los cielos.

Lo mismo es cierto para la vida humana. Si los cielos no pueden soportar el estancamiento por mucho tiempo, ¿cómo podría el estancamiento durar con nosotros? Si nos encontramos bloqueados y frustrados en la vida, debemos buscar la inevitable salida. Nada es permanente, ¿así que cómo podrían nuestros obstáculos durar? Tenemos que buscar la primera oportunidad para poner otra vez las cosas en movimiento.

Por otro lado, a veces el estancamiento viene de nuestra propia pereza o incompetencia. En este caso, somos nosotros 
entonces los que debemos mostrar iniciativa y estimular la ruptura en circunstancias opacas. Tan pronto como veamos una oportunidad, debemos actuar. A menos que nos comprometamos totalmente con nosotros mismos y con los eventos, no podemos esperar actuar suficientemente.

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #73, Afirmación

Comentarios

Entradas populares de este blog

365 Tao #184, 1 de Enero 2017: Emplazamiento

365 Tao #156, 4 de Diciembre 2016: Inseparable

365 Tao #66, 5 de Septiembre 2016: Ciclos