365 Tao #223, 9 de Febrero 2017: Charlatanes

Charlatanes

Se sienta en un trono con engreída confianza.
La piel es de oro brillante, los ojos canicas de reptil.
Los labios untados de miel, la lengua rojo viril.
Exhorta a sus seguidores a purgar inhibiciones.
"Cualquier cosa que sientas es Tao, y debería ser consentido"
Ellos gritan, sollozan, danzan locamente.
"Sí! Sí!" exclama él. "Cualquier cosa que hagan es Tao!"

Hay demasiados charlatanes en espiritualidad estos días. Si encuentras a tales maestros auto proclamados, debes ser cauteloso. Si el camino que te presentan parece fácil, es probablemente falso. ¿Por qué habría de ser la espiritualidad diferente de cualquier otro emprendimiento? ¿Puedes convertirte fácilmente en bailarín de ballet? ¿Aprendiste fácilmente tu trabajo? ¿Fue simple graduarte del colegio? Todo toma esfuerzo.

No tiene lógica que la espiritualidad sea establecida simplemente por sentarse ante la presencia de un maestro. Sin embargo la gente continúa cayendo víctima de esta lógica. En los encuentros masivos, se aprovechan ingeniosamente una suave histeria y la mentalidad de rebaño. Un maestro te dirá que cualquier cosa que hagas es sagrada. Diga lo que diga, sin embargo, el maestro no puede afirmar que te da el Tao.

El Tao es sólo ganado por el yo. Los maestros son difíciles de encontrar, y seguir el sendero requiere disciplina solitaria. Se necesita trabajo diario, así que ¿cómo podrías obtenerlo en una congregación masiva? La indulgencia no es Tao. El verdadero Tao no puede ser logrado sin comprensión y fuerza.


La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #40, Subconsciente

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Lo de las congregaciones multitudinarias... es de juzgado de guardia.
Lo mismo puede decirse del proselitismo "parareligioso" en determinados mass-media y en las redes sociales.
No hay que olvidar jamás que la alienación es una hidra de mil cabezas.

Los seres humanos estamos tan necesitados de encauzar nuestra espiritualidad por el camino correcto que hay quien aprovecha la fuerza centrípeta de todo pensamiento único para izar su verdad y arrogarse la condición deo maestro.

Pero la humildad es una de las virtudes que adornan a los maestros más lúcidos, así que, en mi caso, solo reconozco como tales a los que se postulan como condiscípulos de toda la humanidad.
Karin Usach ha dicho que…
Estoy totalmente de acuerdo contigo! y es una de la cosas que me gustan de Deng Ming-Dao

Entradas populares de este blog

365 Tao #303, 30 de Abril 2017: Envejecer

365 Tao #184, 1 de Enero 2017: Emplazamiento

365 Tao #156, 4 de Diciembre 2016: Inseparable