365 Tao #172, 20 de Diciembre 2016: Solsticio

Solsticio

Cuando la verdadera luz aparece,
El planeta entero se vuelve hacia ella.


El solsticio de verano es el momento de mayor luz. Es un día de enorme poder. El planeta entero está completamente vuelto al resplandor del sol.

Esta gran culminación no es estática ni permanente. En efecto, el solsticio como momento de culminación es sólo un punto apenas perceptible. El sol parece quedarse quieto. Su movimiento diurno parece casi cesar. Ayer, aún estaba alcanzando este punto; mañana comenzará una nueva fase de su ciclo.

Quienes siguen el Tao celebran este día para recordarse a sí mismos de los ciclos de la existencia. Recuerdan que todos los ciclos tienen una izquierda y una derecha, un arriba y un abajo, un zenit y un nadir. Hoy, el día supera por lejos a la noche, y aún así la noche gradualmente comenzará a reafirmarse a si misma. Todo en la vida son ciclos. Todo en la vida es equilibrio.

Así que celebra, pero no seas orgulloso. Porque siempre que celebres altos logros, la antítesis también se está aproximando. Del mismo modo, en la desgracia, no estés triste. Porque siempre que llores de dolor, la antítesis también se está aproximando. Aquellos que saben cómo alcanzar la cima de cualquier ciclo y permanecer gloriosos son los más sabios de todos.

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #354, Estiercol