365 Tao #113, 22 de Octubre 2016: Aceptación

Aceptación

La sequía quema las cuencos haciéndolos polvo,
La lluvia ligera es un rocío de burla.
Recibe sin quejarte,
Trabaja con el destino.

Cuando el campo es asolado por la sequía, es inútil quejarse. Incluso cuando la ligera lluvia falla en humedecer el reseco paisaje, deberíamos aceptar lo que sucede. Esa es la forma del Tao, y quien sigue el Tao acepta lo que venga.

Podemos tener la ambición de movernos en una dirección, pero el Tao decidir otra cosa. Podemos tener planes para el futuro, pero el Tao torcer el tiempo de otra forma. Habrá algunos que griten con rabia y frustración, el seguidor del Tao permanecerá silencioso y se ocupará en prepararse.

La aceptación no significa fatalismo. No significa capitulación a alguna predestinación aplastante. Quienes siguen el Tao no creen en ser impotentes. Creen en actuar dentro del marco de las circunstancias. Por ejemplo, en una sequía, se prepararán almacenando toda el agua que haya disponible. Eso es acción sensata. No plantarán un jardín de flores que requiera un montón de agua. Eso es ignorancia y egotismo.

La aceptación es un acto dinámico. No debería indicar inercia, estancamiento o inactividad. Uno debería simplemente establecer qué es lo que requiere la situación e implementar lo que uno cree que es lo mejor. En tanto que los propios actos estén en concordancia con el momento y uno no deje residuos descuidados, la acción es correcta.

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #295, Soluciones