365 Tao #52, 22 de Agosto 2016: Incorformismo

Inconformismo 

El mundo es deslumbrante, 
Sólo yo soy apagado. 
Otros se esfuerzan por el logro, 
Yo sigo un sendero solitario. 

Los seguidores del Tao son inconformistas. Los convencionales etiquetan nuestro comportamiento como errático, antisocial, irresponsable, inexplicable, extravagante, y a veces escandaloso. Nosotros escuchamos otras voces, respondemos a nuestros propios impulsos internos. No estamos interesados en las normas sociales; sólo nos importa seguir el Tao. No importa si nadie puede entendernos, porque somos nutridos por algo que la mayoría de la gente no siente. Despertar a esta exhortación interior, y distinguir los impulsos espirituales de los meramente instintivos, es una de las metas cruciales del auto cultivo. 

Todos tenemos muchas voces, personalidades, ambiciones y tendencias dentro nuestro. La habilidad de distinguir entre ellas, y la habilidad de silenciar todas las voces excepto la del Tao, es imperativa si uno ha de alcanzar este estado del ser. Una vez que uno está en contacto con el verdadero Tao, no hay dudas, y las murmuraciones de otros no pueden tener ningún efecto. Uno está tan cómodo como un niño en el pecho de su madre. 

Mientras uno más camina en el Tao, más interesado está en la auto perfección. Todo lo que importa es el cultivo constante para estar con el Tao. Este es un sendero solitario. Hay otros que siguen el Tao, pero no siempre es posible encontrarlos. Es por eso que se debe ser lo suficientemente sensible para oír el llamado y lo suficientemente fuerte para caminar el solitario sendero. 

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #234, Araña

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Aunque no me considero taoísta ni seguidor del Tao (si acaso, aspiro a que resuene en lo que soy), entiendo perfectamente lo que plantea el maestro Deng Ming-Dao.

Resulta descorazonador vislumbrar lo que en esencia es inefable y sabernos impotentes a la hora de trasladar a las personas más cercanas la exaltación que nos produce cada nuevo descubrimiento.

Por solitario que sea el camino, no pienso perderlo de vista; aun así, admito que me gustaría encontrarme en él a mis seres más queridos.

Que disfrutes de la jornada, Karin. Saludos.

Anónimo dijo...

Aunque el camino del autoconocimiento sea solitario, al beber de la fuente, ese conocimiento se traduce en una transformacion personal que asu vez hace de espejo en las personas que nos rodean. Ya nada vuelve a ser igual. Transformandonos a nosotros mismos transformamos el mundo exterior. Cada despertar de conciencia nos hermana con el entorno. Adentro es afuera y auera es adentro.

Abrazos.

Anónimo dijo...

Tienes toda la razón, estimad@ anónim@. No había considerado ese matiz.

Te agradezco, pues, que me hayas esclarecido con tu acertado apunte.

Recibe un cordial saludo.

Karin Usach dijo...

Afortunadamente con el desarrollo de internet estamos un poco menos solos y podemos discutir en lugares como estos :-)

Anónimo dijo...

Exactamente, Karin. Por cierto, aquí podemos hacerlo gracias a ti.

Karin Usach dijo...

Gracias a quienes comentan como tú!