365 Tao #37, 7 de Agosto 2016: Disonancia

Disonancia

Cuando los pájaros vuelan muy alto,
Cantan fuera de tono.

Hay momentos en que nos sentimos fuera de armonía con lo que nos rodea, las cosas no salen como queremos, y nos sentimos confundidos y desorientados. A veces esos momentos durarán un día, algunas veces pueden durar semanas. Cuando nos sentimos así, no estamos integrados con el Tao, o como se dice a veces metafóricamente, el Tao ha fluido a otro lado.

El estar constantemente en sintonía con el Tao es un ideal. Habrá épocas de desgracia y discordia que vienen de fuentes externas. También podemos caer en falta de sincronía con el Tao por nuestra propia insensatez, como cuando actuamos sin completa consideración. Cuando sea que esto pase, somos como pájaros cantando fuera de tono: Estamos atascados en la disonancia.

Si tenemos paciencia, usualmente podemos sobrellevar esos momentos. Deberíamos entrar en acción y romper el estancamiento si se presenta una oportunidad. Ya sea esperando o actuando, siempre deberíamos tratar de llevar la situación de vuelta al equilibrio para así poder reintegrarnos al Tao.

Cuando nos encontremos vinculados otra vez, nos sentiremos aliviados. Estamos de regreso en el camino, de vuelta al objetivo. Pero deberíamos aprender de cada vez que perdemos el Tao. A veces eso es suficiente para prevenir recurrencias, y a veces es suficiente para mantener nuestras esperanzas a flote en futuras épocas magras. Una vez que conocemos el Tao, lo reconoceremos una y otra vez. No perderemos la confianza, ni siquiera en tiempos de disonancia.


La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #219, Compostura

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
"No perderemos la confianza, ni siquiera en tiempos de disonancia."

Por supuesto. Sin la contraposición de la disonancia, no sabríamos reconocer la armonía. De modo que advertir que estamos lejos del Tao, es el primer paso para regresar a la lucidez del Camino.

Más perniciosos que estar fuera de armonía, me parecen los peligros actuales del individualismo y de la alienación.
Karin Usach ha dicho que…
Tienes razón, y es que la alienación nos cierra ojos y oídos, envenenándonos el alma. El contrapunto puede ser tremendamente beneficioso... siempre que nos quede algo de lucidez y podamos tomar consciencia.

Entradas populares de este blog

365 Tao #184, 1 de Enero 2017: Emplazamiento

365 Tao #156, 4 de Diciembre 2016: Inseparable

365 Tao #66, 5 de Septiembre 2016: Ciclos