365 Tao #33, 3 de Agosto 2016: Defensa

Defensa

Los demonios que entren en tu círculo 

Deben ser expulsados. 

No importa en que mundo entres -la oficina, el colegio, el templo, la prisión o las calles- hay un submundo poblado por demonios. Lo son las personas codiciosas, agresivas, sádicas y cínicas. No sólo se aprovechan de los demás sin compunción, sino que se deleitan en ello. Encuentran placer en ver sufrir a otros. 

El por qué es así no puede ser respondido. Está sólo el hecho, sin significado metafísico u otras ramificaciones. No es karma, no es el destino. Si esas personas deciden atacarte, son las circunstancias. Tú tienes que pelear, o ser acribillado. 

La compasión y la humildad pueden estar entre las virtudes humanas más atesoradas, pero no son útiles en el conflicto. Una bella estatua dorada de tu dios más adorado es un tesoro, tú no la usarías como un arma. La virtud es de valor en el contexto apropiado; sólo una espada servirá en la batalla. 

Ya sea que el ataque sea físico -asalto, violación, asesinato- o que sea mental -intrigas de negocios, abuso emocional- debes estar preparado. Lo mejor es prepararse para el conflicto aprendiendo tanta autodefensa como sea posible. No te convertirás en un matón o en un monstruo, sino que aprenderás que puedes responder ante cualquier situación. Si no eres atacado nunca, eso es maravilloso. El entrenamiento seguirá ayudándote a trabajar tus miedos, tus inhibiciones y tus ansiedades. En caso de conflicto, nadie, ni siquiera un veterano, está siempre seguro de que saldrá vivo de la confrontación. Pero resuelven ir a su encuentro y darse la posibilidad de dar la pelea. Eso en sí mismo es un triunfo sobre el mal. 

La meditación de hoy sobre el hemisferio norte es la #215, Deterioro

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Pasando por alto la inexacta afirmación de ayer que proclamaba que "el Tao se originó en China" (http://www.vivirtao.com/2016/08/365-tao-32-2-de-agosto-2016-ubicuidad.html), ésta es la primera vez que no comparto la opinión expresada aquí por el maestro.

Es tanto mi desacuerdo... que no sé por dónde empezar, de modo que dejémoslo estar así aunque asumo que puedo estar completamente equivocado.

Saludos.
julio sampieri ha dicho que…
si no aportas nada, vana es tu expresión d desacuerdo, al menos expresa un simple motivo, equivocado o no será un mejor aporte que solo la queja.
Anónimo ha dicho que…
Probablemente tengas razón, estimado Julio.

Pero también sería vana mi explicación pues mi desacuerdo es total; no tendría sentido rebatir argumento por argumento porque, además de tedioso, sería una osadía teniendo en cuenta que quien los firma es un verdadero maestro.

Quizás más adelante en el Camino llegue a compartir las ideas expresadas aquí.

Saludos cordiales.
Karin Usach ha dicho que…
Coincido con Julio, sería bueno conocer al menos tu principal argumento. Yo por mi parte como practicante de artes marciales, estoy muy de acuerdo con lo que plantea Deng Ming-Dao.
Un abrazo

Karin
Anónimo ha dicho que…
Prepararse para la defensa, estar a la defensiva o recurrir a lo marcial (en vez de fluir y actuar en función de las circunstancias) no se compadece con la idea que tengo del Tao.

Pero, claro, como ya he dicho, puedo estar completamente equivocado.

Aunque si mi voluntad no era explicarme, no debería haber cedido a la presión para hacerlo. La mejor respuesta era el silencio. Mal hecho por mi parte.

En fin... que no siempre me resulta fácil resonar con la armonía del Tao.
Karin Usach ha dicho que…
Prepararse para la defensa no es lo mismo que estar a la defensiva. Lo primero se trata de volvernos competentes, lo segundo de andar pre-ocupado, cuando en el camino del Tao hay que ocuparse (sin el pre, y para lo que sirve el ser competente).

En el camino del Tao aprendemos de la naturaleza, y podemos observar que los animales también se defienden. Incluso las plantas desarrollan espinas o veneno como defensa. No hay nada más peligroso que una madre defendiendo a sus cachorros, por muy tierna y solícita que pueda ser en otras circunstancias.

En el Tao hay un cierto orden de las cosas, y ese orden incluye que ante el ataque hay dos respuestas defensivas: huir o contraatacar. Convertirse en víctima sin prestar oposición es también una opción... pero será la que fluye con el Tao?

La práctica Taoísta incluye el aprendizaje y la práctica de artes marciales, me imagino que es porque nos apoyan en el camino.
Pero tampoco soy dueña de la verdad así que puedo respetar tu postura y esforzarme por entenderla :-)

Un abrazo,

Karin
Anónimo ha dicho que…
Entiendo sus argumentos. Y es más, le felicito por su elocuencia, Karin.

Pero mi desacuerdo tiene más que ver con mi particular acercamiento al Tao. Ni llevo a cabo prácticas taoístas ni me interesa el taoísmo (como ningún otro "ismo"). Lo que me interesa es la Armonía Universal. Y la Conciencia Cósmica. Y la Fuente Original. Y la Luz de Todos los Tiempos. Y la Unidad del Todo... Y es en ese camino donde mi esencia resuena gozosamente con el Tao.

De ahí que encuentre tan fructíferas estas reflexiones, aunque no siempre pueda compartirlas. No se preocupe por ello, estimada Karin, porque me son igualmente provechosas.

Reciba un cordial saludo.
Karin Usach ha dicho que…
Al igual que usted, tampoco soy oveja de rebaño y no practico ningún "ismo", ni siquiera el taoísmo religioso. Al igual que usted, el tao me resuena y probablemente eso sea porque hasta el momento no le he encontrado fallas lógicas. No sólo yo, sino que cualquiera que siga el camino del Tao está siempre abierto a analizar otras miradas, y siempre pronto a adoptar la que funcione. Afortunadamente nunca he tenido que usar artes marciales para defenderme. Sí han habido otro tipo de batallas y enfrentamientos, más intelectuales y también valóricos. Cuando joven saltaba a cualquier batalla que me pareciera justa. Hoy sé que todas tienen un costo y las elijo con más cuidado. Pero sí tengo claro que para mi existe ese perímetro del que habla Deng Min-Dao, tanto en lo físico como en lo espiritual. Puedo imaginarme entregando mi cartera ante un asalto, pero no puedo imaginarme no dar batalla si intentan violarme, o amenacen a mis hijos por ejemplo, aunque la lucha me costara la vida.
Anónimo ha dicho que…
Le honra esa vocación de defender su integridad y la de sus hijos.
Faltaría más, Karin. Y es equilibrado, sensato y loable que así sea.

Tan solo manifestaba mi contrariedad ante la preparación para defenderse (aunque no hablaba de no hacerlo en caso de necesidad ineludible).

Es una simple cuestión de matices.

En cualquier caso, ha sido un placer contrastar opiniones con usted. Saludos.

Entradas populares de este blog

365 Tao #184, 1 de Enero 2017: Emplazamiento

365 Tao #303, 30 de Abril 2017: Envejecer

365 Tao #156, 4 de Diciembre 2016: Inseparable