365 Tao #264, 22 de Marzo 2016: No Interferir

No Interferir

Amo este lago,
Cuenco de lágrimas celestiales.
Inclinado por la atracción lunar
Empujando su orilla.

Amo estas montañas,
Afloramiento de austeras rocas,
Esculpidas por los océanos,
Levantadas en alguna época desconocida,
Aisladas en un campo de arvejas,
Partidas por cascadas plateadas.

Un búho centinela me contempla sin pestañear,
Y más allá, bosques alpinos forman una cadencia
Hacia una luna distante.

La tierra está plagada de investigadores e ingenieros. Lo silvestre se ha vuelto vulgar con el ruido de los turistas. No necesitamos sus termómetros y sierras. No necesitamos puentes y monumentos. En el contexto del Tao, eso es violar la tierra con la ambición humana y andar sobre el paisaje como moscas sobre la fruta fresca. Deberíamos en cambio simplemente caminar a través de este mundo misterioso sin ser una carga para él. 


La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #81, Navegar