365 Tao #163, 11 de Diciembre 2015: Navegación

Navegación

¿Sabes
Dónde estás
en tu viaje?


El movimiento del Tao ha sido comparado al fluir de los ríos. Su vastedad ha sido comparada a la de los océanos. Algunas personas se contentan con flotar aquí y allá con la marea, pero para otras tal pasividad es imposible. Tenemos que navegar.

Como los primeros exploradores en los altos mares, sabemos a dónde queremos ir. Es allí cuando estudiar la precedencia es importante. La sabiduría de aquellos que fueron antes que nosotros es como un mapa. Las verdades respecto del Tao son como las estrellas. Nosotros determinamos nuestras metas y salimos a buscarlas de acuerdo a lo que sabemos y lo que aprendemos. El futuro es siempre incierto; por eso es importante evaluar objetivamente dónde estamos en nuestro camino espiritual.

Si estás confrontado una decisión crucial y no puedes pensar en ninguna otra manera de actuar, escribe todas las cosas buenas y todas las cosas malas sobre la situación dada. También incluye cuánto más quieres hacer. Ve si seguir en tu curso actual te dará lo que quieres. Si no, cambia, sin importar qué tan profundamente eso trastorne tus rutinas. Algunas personas nunca saben dónde están en la vida, y esa es una de las mayores razones de que sean infelices.

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #345, Valioso

Comentarios

daniel ha dicho que…
Algunas personas nunca saben dónde están en la vida, y esa es una de las mayores razones de que sean infelices, ahí me encuentro, ceguera estante, supermercado de auxiios, nunca sé dónde soy, si ese soy acaso es algo de este mundo, ni mundo sé, sólo deambular sobre un mismo pentagrama, música cacofónica, lamento de diatriba griega, tragedia, temor, terror de abismo, nunca sé, pareciera que sí, siempre pidiendo auxilios, siempre errante, supermercado de estantes, tal vez, ya vacíos
Karin Usach ha dicho que…
Hola Daniel
Para saber dónde estoy es útil tener dos referencias: de dónde vengo y a dónde quiero llegar. El primero es fácil, estuvimos allí. El dónde quiero a veces cuesta un poco más, porque a veces la mente quiere ir a un lado y el corazón al otro y cuesta ponerlos de acuerdo. Pero al igual que en las familias que se quieren, se puede llegar a un acuerdo. Sabiendo de dónde vengo y a dónde voy sólo me falta un buen mapa y un poco de observación para saber dónde estoy. Me parece que el Tao funciona bien como mapa.
Un abrazo,

Karin

Entradas populares de este blog

365 Tao #184, 1 de Enero 2017: Emplazamiento

365 Tao #156, 4 de Diciembre 2016: Inseparable

365 Tao #66, 5 de Septiembre 2016: Ciclos