365 Tao #55, 25 de Agosto 2015: División

División 

Los problemas no pueden 
Ser resueltos de una vez. 
Lentamente desata los nudos 
Divide para conquistar. 

Para resolver problemas, ayuda el primero entender si son un rompecabezas, un obstáculo o un enredo. Un rompecabezas sólo necesita ser analizado con cuidado: Es como desenrollar una bola de hilo y requiere paciencia más que ninguna otra cosa. Un obstáculo debe ser superado: Debemos usar fuerza y perseverancia para ya sea destruir o apartar lo que nos está bloqueando. Un enredo nos atasca en un laberinto de limitaciones: Esta situación de lo más peligrosa requiere que usemos todos nuestros recursos para lograr salir tan rápidamente como sea posible. 

Sin embargo, sin importar cuál sea el problema, es importante no tomar la cosa como un todo. Descomponlo en componentes más pequeños, más fáciles de manejar. La mayoría de las situaciones problemáticas son una combinación de rompecabezas, obstáculos y enredos, Al fracturarlos en estos elementos más básicos, pueden ser manejados con facilidad. Incluso las dificultades más grandes pueden ser resueltas cuando son reducidas lentamente. Entonces, los nudos de la vida se desatan tan fácilmente como si tuviésemos un hechizo mágico. 

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #237, Cuerpo

Comentarios

Entradas populares de este blog

365 Tao #184, 1 de Enero 2017: Emplazamiento

365 Tao #303, 30 de Abril 2017: Envejecer

365 Tao #156, 4 de Diciembre 2016: Inseparable