365 tao #34, 4 de Agosto 2015: Compromiso

Compromiso 

La presa pasa por delante del tigre, quien 
A veces solamente mira, 
A veces se abalanza sin vacilación, 
Pero que nunca falla en actuar. 

La vida es una constante serie de oportunidades. Si no estiramos la mano hacia las cosas, si no aprovechamos lo que viene hacia nosotros, no podemos estar en armonía con la naturaleza esencial de la vida. 

El tigre es de esa misma forma. Se ajusta a cada situación que venga. Si encuentra una presa y no está listo para cazar, la dejará ir. Pero no ha fallado en actuar. Ha dejado escapar la presa a sabiendas, y eso es muy distinto de quien pierde una situación por reflejos lentos o por inhabilidad. Cuando el tigre quiere su presa, se abalanza sobre ella sin ningún pensar o vacilar. No hay moralidad, no hay culpa, no hay problemas sicológicos, no hay ideologías que interfieran con la pureza de su acción. Esta gracia en acción sin mácula es llamada no-acción. 

Esto es compromiso. Lo que sea que venga a ti, debes enfrentarlo de alguna manera. Lo recibes, y podrías alterar la circunstancia y dejarlo ir, o podría interponérsele algo personal, o podrías dejarlo pasar a sabiendas. Hagas lo que hagas, no hay necesidad de ser apático hacia la vida. Por el contrario, la completa participación en todas las cosas, es el camino más seguro hacia la felicidad, la vitalidad, el éxito y un profundo conocimiento del Tao. 

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #216, Poesía

1 comentario:

daniel dijo...

¿se puede subir al cielo usando más de una escalera a la vez?

es un modo simple de enunciar una situación peculiar y particular propia.
He estado durante años, muchos, transitando y poniendo en términos de experiencia y seriedad distintos "senderos espirituales" He tenido un maestro Taoista unos 7 años, etc hoy regreso a una antigua tradición Advaita No Dual sin abandonar estas Meditaciones y enfoque particular. Sabida es la "disputa" por veces absurda por veces no tanto, entre quienes se afirman en estar en la Pureza del Camino con respecto a otras visiones del camino. Por este medio es claro que el Tao es su singular visión siempre aclara la particularidad de no perderse en cuestiones dogmáticas y de tradición excesiva, sino más bien, "modernizar" "actualizar" el modo de ver y actuar por cuanto el ojo donde se apunta sigue siendo el mismo al igual que su objeto pese a los diversos anteojos que se usen. Tal vez haya alguna especificidad al caso, tal vez el maestro al que me dirijo pueda concurrirme en lo que por veces usar un par de lentes con distintos aumentos pueda aumentar confusión o no, tal vez se trate de quitarse -finalmente- los lentes y ver por uno mismo lo que se ha venido viendo con los lentes de otros puestos en los propios ojos. En el Tao es claro el vector de ajustarse de algún modo al "mundo" la materialidad del cuerpo es un eje fundamental, y sus disposiciones y competencias, mientras que en el hinduísmo -perdón por la generalidad- es clara "la renuncia al mundo que hay que conllevar" lo que en verdad no significa "meterse en una cueva".
Gracias por vuestras consideraciones al respecto y agregaría si en el Taoismo existe la consideración de la edad física del buscador como factor limitante a lo que vulgarmente llamamos "iluminación" Un cálido abrazo. Daniel