365 Tao #359, 25 de Junio 2015: Cordura

Cordura

Tú eres los demonios.
Tú eres la oscuridad.
Tu alma está en juego. Tu alma es la luz.
La disipación es la amenaza.
No claudiques la clave. Solo disúelvete. 


Los problemas de la humanidad no son metafísicos. Son personales.

La condenación está en ti. También lo está la salvación. Tú eres el príncipe de las tinieblas. También eres el príncipe de la luz. Ninguno de los dos puede ser expulsado de ti mismo. El arreglárselas valientemente con esa dicotomía es lo intenso de esta existencia.

La inercia está a favor de la oscuridad. La gloria está a favor de la luz. Si no haces nada, te deslizas hacia la oscuridad. Si haces el más mínimo esfuerzo hacia la luz, serás ayudado. Lucha por la luz. Puesto que el costo es la disipación –del alma, de la mente, del cuerpo, de tu humanidad misma.

La clave de todo esto es tu cordura. Tienes que luchar por mantenerla. Ella media entre la luz y la oscuridad.

Si quieres terminar con la dualidad, debes disolver tu cordura en el todo universal. No lo hagas hasta que estés listo, porque no hay vuelta atrás. Hay una tremenda diferencia entre la disipación de no hacer ningún esfuerzo, y la disolución que uno puede lograr como coronación de un acto espiritual.

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #176, Cultivo

Comentarios

daniel ha dicho que…
Si quieres terminar con la dualidad, debes disolver tu cordura en el todo universal.
es este un punto crucial de importancia
qué señales que no sean meras impresiones mentales u físicas producto de la ilusión de lo imaginado son aquellas que han de impulsarnos a la disolución en el todo universal
qué o quién atestigua y convalida semejante fundición o acaso es un movimiento automático, instantáneo donde uno no interviene de ningún modo
Karin Usach ha dicho que…
Hola Daniel
Entiendo que es la iluminación, es cuando todo encaja y no necesitas que nadie atestigüe, porque lo sientes y sabes que esa conexión con el universo es real. Hay iluminados como un Buda, que está en dicho estado de forma permanente, pero lo más común es un chispazo, un atisbo, un momento privilegiado. Pero por más breve que sea sabes que es posible y de alguna manera cambia tu manera de ver las cosas.
Un abrazo,
Karin
daniel ha dicho que…
Chispazos...pero el anhelo de incendio tal vez entonces sea el principal problema.O bien, si el chispazo no borró el anhelo de incendio no habrá sido tal. Maestros y chispazos, caminos y senderos, estrellas y boyas, sed y ego, ilusión y confusión...dioses y no dioses...vaciedad casi. abrazo
Karin Usach ha dicho que…
Así es Daniel! Un abrazo

Entradas populares de este blog

365 Tao #303, 30 de Abril 2017: Envejecer

365 Tao #184, 1 de Enero 2017: Emplazamiento

365 Tao #156, 4 de Diciembre 2016: Inseparable