365 Tao #314, 11 de Mayo 2014: Elevándose

Elevándose

Por años, he practicado el ritual.
Ahora está muerto.
Por años, he practicado meditación.
Ahora es aburrida.
Por fin, está el sólo elevarse
Como una cinta ectoplásmica
Flotando sobre el mar.
 

Cuando uno está espiritualmente maduro, ya no necesita la estructura del ritual o de meditaciones formales. Esto no quiere decir que la estructura fue innecesaria, porque sin ella uno no podría estar en esta posición de ventaja. Pero una vez que se logra un nivel en que se han internalizado completamente las lecciones de la estructura, uno puede improvisar libremente en formas frescas y válidas. 

En la espiritualidad uno se puede elevar, libre de las restricciones ordinarias. Imagínate a ti mismo en un alto acantilado con vista al mar. Lentamente tu cuerpo se alarga como una cinta. Más y más largo, ondulando hacia el cielo. Ante ti está la ilimitada vastedad del océano y del cielo. Te sientes atraído hacia adelante, y como una cinta puedes planear y elevarte sobre aquella expansión. Eso es libertad espiritual. 

El otoño está por dar paso al invierno. La primavera está al otro lado, tal como la elevación espiritual está al otro lado de un rígido ritual. Las devociones tienen sus propias estaciones: Cuando recién las aprendes, son mágicas. Luego rinden su cosecha y se marchitan. Al otro lado del marchitarse está la nueva primavera y un nuevo panorama espiritual. Dondequiera que estés en tus años espirituales, coopera con los ciclos de las estaciones, hasta que emerjas como un dragón, elevándote en el cielo.

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #131, Significado

Comentarios

Entradas populares de este blog

365 Tao #156, 4 de Diciembre 2016: Inseparable

365 Tao #184, 1 de Enero 2017: Emplazamiento

365 Tao #66, 5 de Septiembre 2016: Ciclos