365 Tao #136, 14 de Noviembre 2013: Juzgar

Juzgar

El acusado se para desamparado ante el juez.
La pluma está lista para dirimir entre el bien y el mal.
En un trazo arbitrario,
La vida es decidida de pronto.


¿Tienen Tao los jueces? Desapasionados al punto de la crueldad, haciendo distinciones en base a reglas arbitrarias, ¿pueden ser parte de una visión humanística del Tao? La respuesta depende del contexto. Si estás hablando del Tao de los ermitaños amantes de la naturaleza, la respuesta es no: Nadie tiene el derecho de juzgar a otro. Si estás sin embargo hablando de la sociedad, quienes siguen el Tao aceptan la necesidad de reglas establecidas.

Esas leyes son el Tao de la sociedad. Una vez que estas en el mundo de la gente y lejos del mundo de la naturaleza, estas inmerso en distinciones dualísticas. Entonces conceptos tales como rectitud y misericordia tienen significado. El juzgar es el proceso de comparar ideas para encontrar concordancia o desacuerdo con el Tao de la sociedad. Los hechos deben ser examinados a fondo. Los jueces deben aplicar distinciones clara y sabiamente. Lo que esté en concordancia es la verdad.

De la misma manera, todos somos compelidos a examinar las circunstancias en el curso de nuestras vidas. Esa es parte de las responsabilidades del ser humano. Abrazar el Tao no te exime de la necesidad de juzgar y tomar decisiones. Somos ambos, juez supremo y acusado. Cuando llegue tu día final, tú mismo debes ser el examinador. ¿Lo has hecho bien? ¿O has malgastado tu preciosa existencia? Tú debes decidirlo.

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #318, Cantar

Comentarios

Entradas populares de este blog

365 Tao #303, 30 de Abril 2017: Envejecer

365 Tao #184, 1 de Enero 2017: Emplazamiento

365 Tao #281, 8 de Abril 2017: Sin Esculpir