365 Tao #48, 18 de Agosto 2013: Conocimiento

Conocimiento 

La vida es 
Belleza, 
Terror, 
Conocimiento. 

Una parte crucial de seguir el Tao es buscar conocimiento. Todos los esfuerzos del auto cultivo están dirigidos a hacernos un vehículo adecuado para esa búsqueda. A veces lo que aprendemos no es placentero. Con el aprendizaje, vislumbramos la vida como realmente es, y eso es difícil de sobrellevar. Es por eso que el progreso espiritual es lento: no porque nadie nos diga los secretos, sino porque nosotros mismos debemos superar miedos y sentimientos antes de poder captarlos. 

Hay un punto débil de terror en toda vida. Es el sufrir, es el daño. Muy dentro de todos nosotros hay intensos miedos que han dejado a pocos de nosotros enteros. Los terrores de la vida nos persiguen, nos atacan, nos dejan feos cortes. Para amortiguarlos, hacemos incapié en la belleza, coleccionamos cosas, nos enamoramos, tratamos desesperadamente hacer algo duradero en nuestras vidas. Consideramos la belleza como lo único que vale la pena en esta existencia, pero ella no puede velar la maldición, la violencia, la aleatoriedad y la injusticia. 

Sólo el conocimiento extirpa este miedo. Si se nos mostrara toda la verdad, no podríamos soportarla. Tanto los detalles encantadores como los horribles nos hacen humanos, y cuando el conocimiento amenaza con mostrarnos todas nuestras necedades, podríamos darnos cuenta de que aún no estamos listos para dejarlas atrás. Entonces el velo se cierra otra vez, y nos sentamos meditando ante él, tratando de prepararnos para el momento cuando nos atrevamos a descorrer la cortina por completo. 

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #230, Perfección

Comentarios

Nancy Ana ha dicho que…
Hola Karín:
Tuvimos algunos días de desconexión y me preguntaba qué pasaría si ya no recibía estas meditaciones?. Por el tiempo que llevo recibiéndolas, podría decir que las leí todas. Pero haberlas leído es suficiente para haberlas aprendido y aprehendido?
Esta meditación “Conocimiento” es grande y profunda. En mi camino espiritual, muchas veces se han cerrado las cortinas (el velo) y he tenido días como terribles noches oscuras.
Un sincero buscador de la verdad no se puede quedar en ese estado, debe atreverse y continuar, por muy difícil que parezca; hace falta fortaleza, coraje y humildad.
Gracias por “estar”
Un abrazo
Nancy Ana
Karin Usach ha dicho que…
Muchas gracias Nancy Ana por tus palabras!

De verdad que lamento mucho no haber publicado algunos días y espero que no vuelva a suceder.

Bien dices que esta meditación es muy profunda. También dices que con el tiempo que llevas recibiéndolas has leído todas las meditaciones. No te pasa que cuando te encuentras con alguna vieja conocida a veces descubres otro ángulo, otra faceta que te permite comprenderla con mayor profundidad? Obviamente no es la meditación la que ha cambiado (sólo a veces corrijo alguna que otra palabra y nunca es mucho) sino que la que ahora tiene más conocimiento -y por lo tanto también la posibilidad de conocer aún- más eres tú.

Sigue atreviéndote y seguro que encontrarás esa fortaleza y coraje, y con el mayor real conocimiento también viene la mayor humildad.

Un gran abrazo,

Karin

Entradas populares de este blog

365 Tao #184, 1 de Enero 2017: Emplazamiento

365 Tao #156, 4 de Diciembre 2016: Inseparable

365 Tao #66, 5 de Septiembre 2016: Ciclos