365 Tao #303, 30 de Abril 2013: Envejecer

Envejecer

Neblina y nieve ocultan el mundo.
Los huesudos árboles están ligeramente encarnados de hielo.
Una pareja ríe bajo un monumento de piedra,
Pero detrás de un erizado seto,
Una mujer envuelta en una capa canta una marcha fúnebre:
La vejez es solitaria.
Los sueños sobre aquellos que he enterrado me frecuentan.
¿Estuve alguna vez lista para cargar con este manto?
Cubrió una juventud despreocupada.
Ahora ni padres, ni amante, ni amigos tengo,
Y la gran fama es tan lejana como las hojas primaverales. 



Querido joven, ¿piensas alguna vez en envejecer? Si lo has hecho, puede ser que valores aún más tu tiempo. Querido anciano, ¿piensas alguna vez en tu pasado? Por supuesto que sí. Te preguntas si hiciste las cosas correctas. 

¡Qué irónica es la vida! ¡Qué tremendo rollo al que hemos nacido! Cuando jóvenes, no entendemos el pavor de la vejez. Cuando somos viejos, no se nos permite volver atrás en el tiempo. Cuando la vitalidad fluye libremente, no tenemos suficiente sabiduría. Cuando hemos ganado sabiduría, el destino nos ha hecho demasiado débiles para actuar. 

Oh, lo sé. El propósito de seguir el Tao es el de estar bien adaptado. El secreto del Tao es saber cómo envejecer con gracia. Si, lo sé. Pero ¿no puedo aún así reflexionar sobre la intensidad de todo eso? 

Ser completamente humano es conocer la resignación. 

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #120, Apertura

Comentarios

Pablo Diaz ha dicho que…
Hola un saludo. Profundo y primigenio el razonamiento de hoy. Al final "...cuando nos visite el que ensombrece el rostro de las criaturas..." ¿solo sombras y cenizas? No pensé que me haría viejo y ahora que me veo hombre maduro ¿lloro por el tiempo que "perdí"? ja ja . Como de costumbre y recordando a mi viejo amigo de noiches de lectura y genial paisano, el filósofo romano y andaluz Séneca: "...las cosas no tienen nada de terribles por sí mismas, solo tienen lo que de terribles creemos ver en ellas, como niños que se asustan al ver a sus propios padres disfrazados y no los reconocen..." .Un saludo, un abrazo y buena suerte.
Karin Usach ha dicho que…
Muy cierto Pablo. Creo que hoy en día hay más presión que antes eso sí, si no para no envejecer para al menos no "verse viejo"...

Pero la naturaleza es sabia... creo que la presbicia me llegó justo a tiempo para no ver tantas arrugas en el espejo :-)

Un abrazo,

Karin

Entradas populares de este blog

365 Tao #156, 4 de Diciembre 2016: Inseparable

365 Tao #184, 1 de Enero 2017: Emplazamiento

365 Tao #66, 5 de Septiembre 2016: Ciclos