365 Tao #114, 23 de Octubre 2012: Fe

Fe 

A pesar de saber,
Aún seguir creyendo.
Aunque sin dios arriba,
Aún con dios adentro.


No hay dios en el sentido de un padre o madre cósmicos que proveerá todas las cosas a sus hijos. Tampoco hay alguna burocracia celestial para la petición. Esos modelos no son descripciones de un orden divino, sino que son proyecciones de modelos arquetípicos. Si creemos en lo divino como en una familia cósmica, nos relegamos a nosotros mismos a una perpetua adolescencia. Si consideramos lo divino como un gobierno supremo, somos víctimas para siempre de la inconmensurable oficialidad.

Sin embargo no nos funciona el abandonar totalmente la fe. No implica que podamos preceder a toda creencia en seres superiores. Necesitamos de la fe, no porque hayan seres que nos castigarán o recompensarán, sino porque los dioses son formas maravillosas de describir las cosas que nos pasan. Personifican los aspectos más elevados de las aspiraciones humanas. Los dioses en los altares son metáforas esenciales para la experiencia espiritual humana.

La fe no debería debilitarse porque nos pasan cosas malas o porque se mueren nuestros seres queridos. La buena y la mala fortuna no están en manos de los dioses, así que es inútil culparlos. La fe tampoco necesita ser confirmada por alguna ocurrencia objetiva. La fe es auto afirmada. Si mantenemos la fe, tenemos sus recompensas. Si nos volvemos mejores personas, nuestra fe tiene resultados. Somos nosotros los que creamos la fe, y es a través de nuestro esfuerzo que la fe es validada.

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #296, Crecimiento

Comentarios

JUAN ANTONIO ha dicho que…
Ahora mismo estoy escuchando la 5ª Sinfonía de L. van Beethoven, y ante esta música tan grandiosa a mí, literalmente, me es imposible no creer en Dios, sea lo qué sea Eso.
Por lo demás, tengo esperanza no porque sea un idealista, sino porque la esperanza, lejos de ser un sueño improbable, es una articulación de la realidad que incluye el potencial de una realización, por medio del que podemos acceder a una configuración futura de nuestra realidad y a su realización. Este potencial, el cual es dominio únicamente de la verdadera esperanza, no se nutre del deseo egoísta, sino que surge de lo espiritual, del todo religado, sí, podríamos decir que del amor.
Karin Usach ha dicho que…
Hermoso comentario Juan Antonio!

Hubo una época en que busqué intensamente una respuesta a la existencia o no existencia de Dios, a si nos reencarnábamos o no, a qué pasaba después de la muerte.

Ya no busco esas respuestas, porque me di cuenta de que independientemente de cuáles fuesen, no cambiaría nada el cómo creo que debo vivir la vida.

Así que a veces creo en un Dios pero más al estilo de la fuerza de Star Wars, o una energía de amor que nos une a todos los seres vivos o algo así, otras veces lo llamo Tao. Pero siempre creo en ese potencial de realización del que hablas.

Un abrazo,

Karin

Entradas populares de este blog

365 Tao #184, 1 de Enero 2017: Emplazamiento

365 Tao #303, 30 de Abril 2017: Envejecer

365 Tao #156, 4 de Diciembre 2016: Inseparable