365 Tao #69, 8 de Septiembre 2012: Iluminación

Iluminación 

Fuego alimentándose del fuego. 

Todos entienden que el quemar madera produce fuego. Pero cuando el fuego se alimenta del fuego, eso es una rara condición que produce la mayor iluminación. Dos llamas se unen y producen una luz más magnífica que la que cualquiera de las dos haya podido dar sola. 

En el caso de la actividad comunitaria, esto significa que cuando uno coopera con otros los logros son mayores que lo que los individuos pueden generar por sí mismos. Semejante situación requiere de una armonía que generará ideas, inspiración, como también momentum para el crecimiento y la acción. Si las combinaciones ocurren adecuadamente, los resultados serán como el fuego sobre el fuego e iluminarán el mundo. 

Algunas veces, la combinación se reduce sólo dos personas. Si dos personas unen fuerzas, sin que ninguno sacrifique su individualidad, sino sólo prestando su poder a un esfuerzo conjunto, habrá una maravillosa situación que tanto beneficiará a otros como fomentará el mayor crecimiento en las dos personas. 

El fuego alimentándose del fuego puede significar también el rápido agotamiento de todas las energías involucradas. Uno debe ser cuidadoso y no perder la propia personalidad en ninguna unión. La idea es la integración, no la asimilación. Sin importar qué pueda ser logrado al unirse con otros, es sabio recordar que cada uno camina este sendero independientemente. La verdad última del viaje y su recompensa final siguen siendo para que cada uno las enfrente solo. 

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #251, Vitalidad

Comentarios

JUAN ANTONIO ha dicho que…
Yo estudié Pedagogía, y lo que dices aquí es especialmente cierto respecto de la educación. En este ámbito hay una gran diferencia entre el potencial que una persona puede desarrollar con y sin ayuda. Con la ayuda de personas con una mayor competencia los alumnos tienen muchas más posibilidades de desarrollar sus potencias específicas que sin ella. Sin ayuda esas potencias se quedarían a medio camino o no se desarrollarían. Siempre me fascinó la educación por esto.
Pero en ningún caso tiene relación lo que digo con "seguir", porque cuando uno sigue a una autoridad, la qué sea, política, religiosa, etc., hay amoldamiento, y cuando hay amoldamiento el aprendizaje inmediatamente termina. La educación es otra cosa, muy diferente, y muy, muy fascinante. Una de las mejores cosas que hacemos los seres humanos. Sólo por medio de ella a los "nuevos" les transferimos todo cuanto hemos aprendido entre todos, por experiencia, con esfuerzo.., (aunque desgraciadamente también les transferimos la ignorancia). Por esta razón, yo siempre vi la educación como un acto de amor, que nos recalca que, al fin y al cabo, lo real es la Unidad.
Karin Usach ha dicho que…
Es muy cierto lo que dices Juan Antonio. Yo no estudié pedagogía, pero las vueltas de la vida me han convertido en profesora en la universidad, y lo estoy disfrutando enormemente. Como bien dices, la pedagogía es una situación en la que se puede producir fuego sobre fuego.

También sucede muchas veces con el emprendimiento, en que al encontrarse un par de socios que se complementan bien son capaces de sacar adelante un proyecto.

Sucede con el trabajo social, e incluso con pequeños proyectos particulares, como cuando se juntan algunos amigos para organizar una pequeña escapada de fin de semana.

Pero como señalas, la educación es especial, porque se trata de que el fuego del alumno siga ardiendo mucho después que nosotros ya no estemos allí para avivarlo.

Un abrazo,

Karin
odingc ha dicho que…
cuando tienes en tu manos la antorcha de la razón y la inteligencias la utilizas para mostrar el camino.

Pero cuando posees la iluminación y sabiduría tu te conviertes en la antorcha.

estoy totalmente de acuerdo con su reflexión.

Saludos

Entradas populares de este blog

365 Tao #184, 1 de Enero 2017: Emplazamiento

365 Tao #303, 30 de Abril 2017: Envejecer

365 Tao #156, 4 de Diciembre 2016: Inseparable