365 Tao #48, 18 de Agosto 2012: Conocimiento


Conocimiento
 

La vida es 
Belleza, 
Terror, 
Conocimiento. 

Una parte crucial de seguir el Tao es buscar conocimiento. Todos los esfuerzos del auto cultivo están dirigidos a hacernos un vehículo adecuado para esa búsqueda. A veces lo que aprendemos no es placentero. Con el aprendizaje, vislumbramos la vida como realmente es, y eso es difícil de sobrellevar. Es por eso que el progreso espiritual es lento: no porque nadie nos diga los secretos, sino porque nosotros mismos debemos superar miedos y sentimientos antes de poder captarlos. 

Hay un punto débil de terror en toda vida. Es el sufrir, es el daño. Muy dentro de todos nosotros hay intensos miedos que han dejado a pocos de nosotros enteros. Los terrores de la vida nos persiguen, nos atacan, nos dejan feos cortes. Para amortiguarlos, hacemos incapié en la belleza, coleccionamos cosas, nos enamoramos, tratamos desesperadamente hacer algo duradero en nuestras vidas. Consideramos la belleza como lo único que vale la pena en esta existencia, pero ella no puede velar la maldición, la violencia, la aleatoriedad y la injusticia. 

Sólo el conocimiento extirpa este miedo. Si se nos mostrara toda la verdad, no podríamos soportarla. Tanto los detalles encantadores como los horribles nos hacen humanos, y cuando el conocimiento amenaza con mostrarnos todas nuestras necedades, podríamos darnos cuenta de que aún no estamos listos para dejarlas atrás. Entonces el velo se cierra otra vez, y nos sentamos meditando ante él, tratando de prepararnos para el momento cuando nos atrevamos a descorrer la cortina por completo. 

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #230, Perfección

Comentarios

odingc ha dicho que…
se parece mucho a esa frase: las palabras bellas no son verdaderas.

muchas veces me han ofrecido el cielo y el paraíso pero tengo que seguir un doctrina, en otras una religión en otras diferentes formas, pero siempre estuvo en mi la parte de justicia. si sigo el camino del cielo donde queda el resto? si entro al camino de la iluminación donde queda la oscuridad? vivir en aferrado a una de estas posturas es estar ahogado en la dualidad... lo mas sano, es elegir su camino, la sabiduría aparecerá en el, practicando la virtud toda la oscuridad aparece en justa media sin que te enceguece demasiada luz... en fin todo lo bello es parte de la vanidad alejarse de ella es encontrar la Verdad.

Saludos

https://www.facebook.com/pages/Taoismo-Chile/122802464508582
JUAN ANTONIO ha dicho que…
Acercarse a los aspectos más oscuros de uno mismo, pero sin juicios, sin condena, sin tratar de separarlos de uno mismo (tarea obviamente imposible, porque uno es eso mismo que observa, es lo observado), es decir, sin ego, sin el desatino de un ego permanentemente aferrado a ideales, los cuales son literalmente ilusiones, entre ellos el ideal de mejorarse a sí mismo con el tiempo (el tiempo, ¡qué gran trampa!, nada mejora "con el tiempo".), es el único modo de que pueda operar una inteligencia, que no es "tuya" ni "mía", que comprende esos aspectos y los disipa. Sólo entonces, y sólo entonces, hay sitio para la virtud. La virtud no puede cohabitar junto con "lo obscuro", igual que mientras haya obscuridad no puede haber luz.

Indudablemente tenemos una sombra, y habitualmente tratamos de combatirla, pero cuanto más la combatimos más la acrecentamos, esta es la razón por la que muchos hombres religiosos son los más grandes hipócritas que hay sobre la tierra. Deberíamos simplemente permanecer junto a ella, sin juicio, sin elección. Sólo entonces puede acabar y dejar sitio a la virtud.
Karin Usach ha dicho que…
Así es Odingc, cielo e infierno están en nosotros, dos caras de la misma moneda. Luz y oscuridad se definen una a la otra y se complementan, y como dices el camino del medio, el balance es el camino del Tao.

Un abrazo,

Karin
Karin Usach ha dicho que…
Juan Antonio, hay mucha verdad en lo que dices. Discrepo en que mientras haya oscuridad no pueda haber luz. Creo que la más mínima luz puede disipar la oscuridad, así como la llama temblorosa de una vela ilumina aunque sea en parte una habitación oscura. Puede no ser lo suficientemente potente para iluminar la habitación entera, pero al menos en su ámbito de influencia es capaz de derrotar a la oscuridad. La oscuridad más oscura no es capaz de apagar una luz encendida.

El iluminado ha vencido a su propio ego trascendiéndolo. El resto de nosotros puede apuntar al menos a dominarlo y podemos trabajar en eso aún con todas nuestras imperfecciones, conviviendo con nuestra sombra como bien dices, juntas virtudes y defectos, partes de nosotros en la luz o al menos en momentos de luz y otros de oscuridad.

Gracias por tus comentarios!

Karin
JUAN ANTONIO ha dicho que…
Por ejemplo, por la razón que sea uno no quiere ser egoísta, y es esa meta ideal de que uno no tiene que ser egoísta lo que ha creado el egoísmo. Así que todo lo que uno haga para liberarse del egoísmo, el miedo, etc., es justamente lo que mantiene, refuerza y fortalece aquello de lo que se quiere liberar. La cultura ha inventado los estados de no-egoísmo, de no-codicia, de no-enojo, etc., responsables del problema. Si al egoísmo, etc. se los deja, si se deja al enemigo, sin que quieras liberarte de eso, todo se consume solo. Algo puede tener que ver lo que digo con la "observación sin elección" de la que hablaba y en la que insistía Jiddu Krishnamurti.

Nuestra forma de comprender la ética se deriva de una cultura tan fracasada éticamente como atiborrada de ideales éticos, y que se ha erigido sobre las bases de un manojo de ilusiones religiosas según las cuales hay que luchar contra el mal. Pero esta misma lucha crea la guerra, crea el mal.

Naturalmente respeto todas las opiniones, la tolerancia es uno de mis valores fundamentales, pero yo no puedo opinar sobre un asunto tan sensible como el del progreso ético del hombre en términos de ninguna ética laica ni religiosa, porque me parece que esas éticas se asientan en un profundo error de base.
Karin Usach ha dicho que…
Juan Antonio, a ver si te entiendo...

Lo que quieres decir es que al hacer el énfasis en un extremo de la dualidad y ponerlo como ideal de virtud nos alejamos cada vez más del mismo?

Lo que quieres decir es que debemos guiarnos por nuestra consciencia y no por virtudes idealizadas impuestas por la cultura que muchas veces hacen abstracción de las circunstancias y que se vuelven tiranas e intolerantes al exigir un absoluto ideado por la mente humana?

Un abrazo,

Karin

JUAN ANTONIO ha dicho que…
Si permaneces con "lo que es", sin huir hacia el "deber ser", sin ofrecerle resistencia, sin querer librarte de ello, sin juicio, sin elección, ¿qué ocurre con "lo que es", ¿qué ocurre con tu egoísmo, con tu miedo, etc.? Descúbrelo, no pienses sobre ello, no leas sobre ello en alguna parte, hazlo.
Yam ha dicho que…
Hola Juan Antonio. Y no será que lo que dices sobre "permanecer con lo que es sin huir hacia el deber ser" se convierta en un nuevo "deber ser"?

Saludos

Entradas populares de este blog

365 Tao #184, 1 de Enero 2017: Emplazamiento

365 Tao #66, 5 de Septiembre 2016: Ciclos

365 Tao #156, 4 de Diciembre 2016: Inseparable