365 Tao #258, 16 de Marzo 2012: Limpieza

Limpieza

La temprana lluvia de otoño limpia el embadurnado calor.
Un viajero agradecido respira cielos azules y aire fresco.
Las montañas distantes parecen más vastas y azules,
Y el sonido de la cascada se hace más fuerte.

Viene el otoño. El aire se vuelve fresco y vigorizante. Las frutas del verano están siendo cosechadas; el calor del trabajo está comenzando a refrescar. Hay una sensación más relajada en el aire: La ardiente actividad del verano es reemplazada por las celebraciones del otoño.

En primavera, todos tenemos que esforzarnos por hacer la ascensión del año. En verano, nos deleitamos en la gloria del fuego y el vigor. Ahora podemos comenzar a dejar que las cosas se relajen. Tal como las calabazas están comenzando a rellenarse, y el zapallo cuelga pesado y dorado de las enredaderas, y las hojas están comenzando a matizarse de cálidos colores, nosotros también podemos esperar el sosiego y la tranquilidad.

Este es el momento para cosechar. Pero cada estación de siembra y crecimiento también deja detrás excesos y desperdicios inevitables. El polvo del verano persiste todavía. Los rastrojos en los campos tendrán que ser quemados. Debemos cosechar completamente y luego limpiar completamente. La cosecha es también el momento de la limpiar y de hacer inventarios.


La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #75, Atravesar

Comentarios

Entradas populares de este blog

365 Tao #303, 30 de Abril 2017: Envejecer

365 Tao #184, 1 de Enero 2017: Emplazamiento

365 Tao #156, 4 de Diciembre 2016: Inseparable