365 Tao #241, 27 de Febrero 2012: Utopía

Utopía

Reza un millón de veces por la paz mundial, me dijeron.
Reza tres veces al día para acabar todas las guerras.
Practica austeridades para liberar a todos los seres vivos.
Pero las miserias del mundo nunca han disminuido.

Periódicamente, algunos grupos religiosos proclaman que si todos sólo hiciéramos algo como rezar, se solucionaría algún problema social fundamental. Se ha afirmado que la devoción espiritual podría afectar las guerras, las hambrunas, las enfermedades, la economía y la sobre-población.

Sólo los esfuerzos personales pueden ser espirituales. Lo que hagas con tus diarias devociones es simplemente por tu propio bien. Una vez que llevas los ideales a gran escala, son puestos en riesgo por las contradicciones de la vida.

No hay utopía. Nunca la habrá. Sólo hay el valiente intento de cada persona de vivir espiritualmente en un mundo donde la espiritualidad es casi imposible.


La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #58, Oportunidad

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Quisiera aportar algo.
Sé que rezar por rezar no cambia absolutamente nada, pero hay algo que si es cierto para los que hemos tenido la oportunidad de vivirlo y es que los pensamientos y deseos son la semilla que de alguna manera que todavía desconozco sirve para materializarse en este universo en mil formas desde una piedra a un ser complejo como el humano.
Somos participes de la creación con nuestro propio pensamiento y sentimiento. ¿Cuándo y dónde se materializaran ellos? Pues cuando las circunstancias sean propicias, pueden pasar siglos, pero lo que está claro es que somos hacedores de vida.
Si un ser humano tiene sentimientos y pensamientos positivos, llena de semillas hermosas el universo. Se supone que el rezo o los cantos de mantras te influyen en ello elevándote a emociones positivas o a la vacuidad de la meditación.
Ese sería el verdadero uso del rezo para poder tener una finalidad positiva en el universo.
No es una inutilidad rezar, pero hay que rezar de verdad, no recitando como un papagayo un texto.
Un saludo
Loli
Karin Usach ha dicho que…
Estoy de acuerdo contigo Loli. Somos lo que pensamos, y lo que decimos es como estar decretando algo, de allí viene la fuerza de las plegarias, oraciones o rezos.

Creo que lo que el autor intenta decir es que no debemos ser tan ingenuos como para creer que haya algo que pueda llevarnos a vivir en el estado utópico el mundo real. El mundo real tiene dificultades y dolor. Por ejemplo, aunque nuestros seres queridos mueran de manera natural igual nos sentimos tristes, igual nos apenamos con las desilusiones amorosas, y tantas otras experiencias por las que debemos pasar. Sí podemos colaborar para que no haya dolor innecesario, si podemos hacer que este mundo sea mejor; con nuestro pensamiento y acción.

Un abrazo,

Karin
Anónimo ha dicho que…
Hola Karin!

Muy agradecida por tu respuesta,

Un saludo
Loli

Entradas populares de este blog

365 Tao #303, 30 de Abril 2017: Envejecer

365 Tao #184, 1 de Enero 2017: Emplazamiento

365 Tao #156, 4 de Diciembre 2016: Inseparable