365 Tao #209, 26 de Enero 2012: Trampa

Trampa

La edad es disimulada con cosméticos,
Las canas escondidas con tintura,
La confianza buscada en los hombres,
La conciencia diferida para el futuro.
Ella trabaja duro en su empleo,
Soportando tensión y fatiga,
Subsistiendo con tranquilizantes,
Depositando vanas esperanzas en sus hijos.

Mucha gente se permite quedar atrapada en una vida miserable. Cuando vemos eso, podríamos pensar "Qué trágico," pero en realidad, se lo hicieron ellos mismos. Todos deberíamos saber cómo andan nuestras vidas, para lo que sólo necesitamos seguirle la pista a las decisiones que enfrentamos cada día.

Hay gente que piensa que no importa lo que hagan. O se encogen de hombros pensando que son víctimas de las circunstancias. Eso no justifica una vida infeliz. Enfermedad, estrés, divorcio, hijos desadaptados, y miedo a la muerte nos atrapan.

Quienes siguen el Tao no quieren terminar así. Quieren ser libres. No quieren ser víctimas. Por lo tanto, aunque sea un camino difícil, constantemente buscan expandir los parámetros de sus vidas. No toleran ser explotados o esclavizados, y se abstendrán de lo que es considerado "normal" a fin de ser felices.


La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #26, Adoración

Comentarios

David ha dicho que…
Hace una semana compré el libro Tao Te King movido por la necesidad de leerlo, y sobretodo, integrarlo a mi consciencia. Hoy descubro por "casualidad" este blog lleno de riqueza y matices nuevos. Muchas gracias y ánimo en la tarea de reescribir el Tao !!!
Karin Usach ha dicho que…
Hola David
Prefiero creer en las sincronías por sobre las "casualidades". El Tao Te Ching es un libro maravilloso y lo puedes leer 1000 veces encontrando distintas enseñanzas de acuerdo a tu avance en el camino y a sobre lo que necesites reflexionar en el momento. Que no te engañe su aparente simplicidad! Bienvenido al Tao.
Un abrazo,
Karin

Entradas populares de este blog

365 Tao #184, 1 de Enero 2017: Emplazamiento

365 Tao #303, 30 de Abril 2017: Envejecer

365 Tao #156, 4 de Diciembre 2016: Inseparable