365 Tao #110, 19 de Octubre 2011: Invocación

Invocación

La invocación se vuelve declaración;
La adoración se vuelve reconocimiento.
Cuando las bendiciones maduran,
Uno atisba la fuente.

Cuando uno es novato en el Tao, todas las prácticas comienzan como procedimientos externos. Algunas veces, es difícil entender su significado -no sabemos qué esperar. Esto es apropiado: No atreviéndose a interferir con el crecimiento y el descubrimiento, quienes siguen el Tao vacilan en ir más allá de la instrucción técnica.

Toma la devoción, por ejemplo. Al principio, una invocación es algo externo. Tú la repites, pero en realidad, significa bastante poco. Te arrodillas ante el altar porque necesitas algo en qué enfocarte. Una vez que te das cuenta de que el verdadero Tao ha de encontrarse dentro de ti mismo, cambias tu atención. Entonces la devoción se vuelve reconocimiento. Tu propio espíritu se eleva, y aprendes a abrir la llave por ti mismo. Si alguien te hubiese dicho qué buscar, puede que nunca estuvieses seguro de tus experiencias. Lo que viene de la sugestión externa no es el verdadero Tao.

El atisbar la fuente no deja dudas.

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #292, Equilibrio

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Nuevamente me encuentro leyendo tus aportaciones y espero siempre encontrar algo nuevo para poder meditarlo. Entre mas personas encuentro como tu, menos solo me siento. Gracias nuevamente.
Alex ha dicho que…
Me alegro que te des cuenta de que no estás solo, debes saber que hay muchos más como tú en busca de la belleza, la plenitud. La ayuda está siempre disponible, solo debes saber donde buscar. Blog como estos, que reflejan humildad, sabiduría y meditación son a los que debemos aspirar y ocupar para nosotros mismos. :-)
Karin Usach ha dicho que…
Como dice Alex, no estás solo! No dudes en buscarnos.
Un abrazo,

Karin

Entradas populares de este blog

365 Tao #184, 1 de Enero 2017: Emplazamiento

365 Tao #303, 30 de Abril 2017: Envejecer

365 Tao #156, 4 de Diciembre 2016: Inseparable