365 Tao #83, 22 de Septiembre 2011: Despedida

Despedida

Tú y yo asumimos que era para siempre
Cuando nos volvimos compañeros.
Pero ahora, triste, te estás yendo.
El cielo se vuelve amarga incandescencia
Insatisfecho con la resignación.

Hay épocas en las que hemos sido lo suficientemente afortunados para tener compañeros en nuestro camino espiritual, pero el momento de la despedida 
viene muchas veces sin ser bienvenido. Cuando nuestros amigos deciden partir, con frecuencia quedamos con dudas, confusión, y a veces culpa. Cualquiera puede dejar el sendero. No sufrirán condenación; sólo caminarán un sendero diferente.

La regla para los seguidores del Tao es esta: Caminen el sendero juntos mientras sea posible, y cuando deban separarse, nunca retengan a su compañero.

¿Debería uno intentar no tener sentimientos respecto de los amigos? Después de todo, los sabios constantemente nos advierten contra los apegos. Sin embargo, la emoción es parte de lo que nos hace humanos. Puede que entendamos filosóficamente por qué un compañero debe marcharse, pero no hace falta negar nuestros sentimientos al irnos caminando solos.

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #265, Inocencia

Comentarios

http://xkredesuniversales.blogspot.com/ ha dicho que…
Cuanta verdad hay en desapegarse de alguién con quien has compartido buenos pasos , y has aprendido y te ha enseñado, muchas veces te fundes con su piel y le brindas el tiempo el corazón, aún cuando se este en la senda espiritual es muy humano crear esos lazos , sentimientos esas emociones eso y más que nos hace estar en este plano material y humano. Buen Camino y que el desapego sea una meta por cumplir fluir y dejar ir... decir adiós con amor o un hasta pronto !
Gracias por ser puente de este maravilloso mensaje diario.
Karin Usach ha dicho que…
Gracias a ti por reproducir las meditaciones con imágenes tan hermosas!

Karin

Entradas populares de este blog

365 Tao #303, 30 de Abril 2017: Envejecer

365 Tao #184, 1 de Enero 2017: Emplazamiento

365 Tao #156, 4 de Diciembre 2016: Inseparable