365 Tao #22, 23 de Julio 2011: Comunicación

Comunicación

Movimiento, objetos, habla y palabras:
Nos comunicamos mediante símbolos burdos.
Los llamamos “objetivos,”
Pero no podemos escapar de nuestro propio punto de vista.

No podemos comunicarnos directamente de mente a mente, y así los malos entendidos son un problema perenne. Los movimientos, los signos, la conversación, y la palabra escrita son todos estorbados por la falta de comunicación. Una docena de testigos de un mismo evento no pueden ponerse de acuerdo en una sola versión. Cada uno puede ver algo diferente en las cartas dispuestas por un mago de circo. Por lo tanto, somos eternos prisioneros de nuestra subjetividad.

Los seguidores del Tao afirman que no conocemos ninguna verdad absoluta en este mundo, sólo diversos grados de ambigüedad. Algunos a esto le dicen a esto poesía, otros le dicen arte. La realidad continúa siendo que toda la comunicación es relativa. Quienes siguen el Tao son prácticos. Saben que las palabras son imperfectas y por lo tanto les dan una importancia limitada: el símbolo no es lo mismo que la realidad.

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #204, Logro

Comentarios

Alex ha dicho que…
Claramente, el conjunto de signos y símbolos no es lo mismo que la realidad (al ser esta muy subjetiva), pero aun así, nos ayudan a entendernos como personas (aunque limitadamente). ¿Tu crees Karin que existen símbolos trascendentes, arquetipos universales, que se acercan a una realidad mucho más objetiva que estos símbolos más comunes? Saludos y que tengas un lindo fin de semana :-)
Karin Usach ha dicho que…
Hola Alex
Creo que son más las cosas que nos unen que las que nos separan, que podemos estar más cerca de pensar lo mismo sobre el fondo que sobre la forma, y si logramos ver más allá de esas diferencias aparentes, si logramos abrirnos para intentar ver las cosas desde la perspectiva del otro con una mayor empatía es posible que logremos comunicarnos mejor.

Creo que los arquetipos universales son el reflejo de las necesidades, aspiraciones, temores, angustias y esperanzas que todos los seres humanos hemos tenido desde el principio de los tiempos pero que manifestamos de maneras particulares, y si buscamos más allá de lo que parecen representar definitivamente encontraremos un territorio en común.

Creo que si nos quedamos en la superficie nos perdemos en las diferencias de las manifestaciones, si vamos al nucleo podemos compartir esa misma realidad.

Lo que pasa es que no es fácil encontrarse en ese centro! Pero vale la pena seguir intentando.

Un abrazo,

Karin

Entradas populares de este blog

365 Tao #303, 30 de Abril 2017: Envejecer

365 Tao #184, 1 de Enero 2017: Emplazamiento

365 Tao #156, 4 de Diciembre 2016: Inseparable