365 Tao #281, 8 de Abril 2011: Sin Esculpir

Sin Esculpir

Un vez que la escultura está terminada,
Es demasiado tarde para cambiarle los brazos.
Sólo con un bloque en bruto
Existen las posibilidades.

No es fácil criar niños. Tienes que dar el ejemplo todo el tiempo. A veces es importante tanto para el niño como para quien lo cuida entender que un niño no debe hacer ciertas cosas que el adulto hace. Eso no es hipocresía. Es sabiduría.

Hubo una vez un niño que respondiendo a las amonestaciones de su padre le dijo, “Tú haces las mismas cosas.” El padre llevó a su hijo al taller de un escultor de figuras religiosas. En el patio habían grandes bloques de alcanfor y palo de rosa. Dentro del taller habían deidades en distintos estados de terminación, desde dioses con marcas recientes del cincel hasta obras maestras brillantemente pintadas y doradas.

“Soy mayor que tú,” le dijo el padre, “soy más como una de esas esculturas terminadas. Tengo mis logros y tengo mis defectos. Una vez que la estatua ha sido tallada, no podemos cambiarle la posición de los brazos.”

“Pero tú, hijo mío, eres como las piezas de madera en el patio, aún por tomar forma. No quiero que tengas los mismos defectos que yo, así que no te permito hacer ciertas cosas. Mírame. Sí, dices que sigo haciendo ciertas cosas, ¿pero no te demuestra eso lo difícil que es enmendar un error una vez que está grabado en ti? No me copies, y no cometas los mismos errores que yo cometí. Sólo así te volverás más hermoso que yo.”

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #98, Despedida

Comentarios

eva-escort barcelona ha dicho que…
Siempre digo lo mismo, de mis padres he aprendido lo que no debo hacer, talvez por haber visto el error en ellos he sabido corregirlo ahora, pero segura estoy que mis hijos veran mis errores y no los cometeran. Así es la vida.
Carmen Troncoso ha dicho que…
Es lo que los padres deseamos profundamente que nuestros hijos sean mas hermosos que nosotros,
Karin Usach ha dicho que…
Si, que sean mejores y más felices!
Antoni C. ha dicho que…
¿Cuando está terminada la escultura? Justo en el momento de nuestra muerte... hasta un instante antes podemos modelar aún, incluso profundamente, nuestra vida.

Un abrazo.

Antoni C.
Karin Usach ha dicho que…
Es cierto Antoni, siempre podemos cambiar y a veces hasta rectificar algunos de nuestros defectos. Así que mientras vivamos aún hay esperanzas de mejorar.

Pero hace sentido tratar de educar a nuestros hijos en base a lo que hemos aprendido, y siempre es más difícil cambiar los malos hábitos una vez que ya están allí. No hay algún buen hábito que te gustaría haber tenido desde chico o alguno malo que preferirías no haber adquirido nunca?

Un abrazo,

Karin
Anysabel ha dicho que…
Lindo mensaje, uno de estos dias decia que no esperes la muerte para arreglar tu vida, hazlo mientras estes vivo. Asi que tambien no hay que esperar hasta el ultimo momento para moldearnos, mejor vivos porque es un forma de dar ejemplo a nuestros descendientes...
Karin Usach ha dicho que…
Gracias Anysabel!

Entradas populares de este blog

365 Tao #184, 1 de Enero 2017: Emplazamiento

365 Tao #303, 30 de Abril 2017: Envejecer

365 Tao #156, 4 de Diciembre 2016: Inseparable