365 Tao #274, 1 de Abril 2011: Soledad

Soledad

No hay antepasados que me precedan,
No hay seguidores detrás;
Sólo la vastedad del cielo y de la tierra
En esta terraza de montaña.
Aunque el cielo pueda conocer lo definitivo,
Sentir pena o alegría es nuestro propio albedrío.

Enfrentamos solos esta vida. Nadie vive nuestra vida por nosotros. No hay droga ni embrujo que nos pueda extirpar, ni por un instante, de nuestra propia vida. Podemos negarlo, pero es inútil: estamos aquí solos, para participar en cada precioso momento de acuerdo a nuestra voluntad.

Los precedentes de los antepasados pueden ser útiles, pero a la larga son sólo referencias. El parecer de aquellos que nos seguirán es asimismo meramente una consideración. Lo que importa es ser, puro ser. Acepta quien eres. Sé quien eres.

Si hay dioses en los cielos, quizás conozcan el futuro. Como ser humano, sólo puedo decir que el futuro está aún por ser forjado. Sigamos adelante y forjémoslo, pero hagámoslo lo más bellamente que podamos. Su grado de elegancia es determinado por nuestra voluntad y por la perfección de nuestra propia personalidad. Por lo tanto, no suspires ante la desgracia o la adversidad. El que seas feliz o digno de lástima depende enteramente de ti.

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #91, Funeral

Comentarios

Mar ha dicho que…
Vi tu página en Musgo de Estrellas. ¡Gracias por compartir!

:-)
Karin Usach ha dicho que…
Me alegra que te haya gustado!

Entradas populares de este blog

365 Tao #184, 1 de Enero 2017: Emplazamiento

365 Tao #156, 4 de Diciembre 2016: Inseparable

365 Tao #66, 5 de Septiembre 2016: Ciclos