365 Tao #242, 28 de Febrero 2011: Corazón

Corazón

Imagina tu corazón como un loto abierto
Desde su centro sale un niño carmesí,
Puro, virginal e inocente.

Una meditación da esta instrucción:

Imagina tu corazón abriéndose en un rojo loto.
Desde su centro sale un niño carmesí.
Saca a ese niño de tu cuerpo e imagina que él o ella flota sobre tu cabeza. Tú, como un niño, sostienes un sol en cada mano mientas cada pie se apoya en una luna.
Mantén esta imagen por tanto tiempo como puedas.

Es difícil sacar a ese niño. Cuando tratas, te das cuenta de cuántas defensas has construido alrededor de ti. También te das cuenta de cómo las experiencias de la adolescencia y de la adultez te han manchado. A veces, podrías incluso dudar de que tengas todavía un yo puro e inocente para sacar. Pero cada uno de nosotros lo tiene. Cada uno de nosotros debe encontrar dentro ese niño carmesí y sacarlo. Porque esa criatura representa la época en que nuestras energías estaban completas y nuestros corazones no estaban preocupados por la duplicidad del mundo y de nosotros mismos.

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #59, Fuente

Comentarios

Carmen Troncoso ha dicho que…
Por eso cuando uno ve niños pequeños se enternece, se reconoce en ellos, adoro la niñez y si, he tenido a mi niño a veces relegado a un rincon.
deybis salazar ha dicho que…
ese ejersicio tada ungran equilibrio espiritual
Karin Usach ha dicho que…
Si, todos hemos tenido a nuestro niño relegado y este es un gran ejercicio para dejarlo salir!

Entradas populares de este blog

365 Tao #184, 1 de Enero 2017: Emplazamiento

365 Tao #66, 5 de Septiembre 2016: Ciclos

365 Tao #156, 4 de Diciembre 2016: Inseparable