365 Tao #237, 23 de Febrero 2011: Cuerpo

Cuerpo

Yo no soy este frágil cuerpo.

No somos nuestros cuerpos. Esta puede parecer una afirmación extraña. Después de todo, no hay otro objeto en esta tierra al que conozcamos más íntimamente. ¿Por qué no habríamos de identificarnos con él?

¿Qué hay de nuestros cuerpos que sea tangible? Por supuesto tiene sustancia, ¿pero cómo explicamos la voluntad? Un cadáver es tan tangible como un ser vivo, pero nadie confundiría los dos. Algo misterioso explica las diferencias entre un cuerpo vivo y uno muerto. Algo nos anima.

Es la mente la que dirige la energía. ¿Pero qué de la mente podemos llamar definitivo? Es como una llama parpadeante: En ningún punto podemos determinar sus contornos exactos. Mientras más de cerca nos examinamos, más sutiles se vuelven las distinciones. Todo se vuelve bastante indistinto. Nos aferramos obstinada pero fútilmente a la impresión de que podríamos encontrar algo al reducir las cosas.

Es todo bastante confuso. Pero una cosa es segura: No soy este cuerpo frágil.

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #54, Adversidad

Comentarios

Carmen Troncoso ha dicho que…
No lo soy, pero me acompaña en este viaje, asi que no tengo que maltratarlo.
Laura ha dicho que…
Lo mismo se puede aplicar para aquellas mujeres que se dejan valer solo por lo bonitas que se ven y solo eso, en vez de ellas enfocarse mas en cultivar su belleza interior y no tener un orgullo tan superfluo y volatil. La belleza fisica solo dura en la juventud que se fulgura rapido como el calor del verano. Cuando llegue el invierno y las espaldas esten torcidas como el viejo tronco a punto de colapsar... de que se dejaran valer?!

Entradas populares de este blog

365 Tao #184, 1 de Enero 2017: Emplazamiento

365 Tao #303, 30 de Abril 2017: Envejecer

365 Tao #156, 4 de Diciembre 2016: Inseparable