365 Tao #139, 17 de Noviembre 2010: Matrimonio

Matrimonio

Muro de llamas, puente de lágrimas.
Copo de nieve sobre eslabones recién forjados.

Para que un matrimonio dure, una pareja tiene que atravesar grandes tribulaciones y penurias. Es como el proceso de forjar y unir eslabones de acero. El hierro debe ser calentado una alta temperatura y luego sumergido en agua fría. Un matrimonio alterna entre el calor de la pasión y el amor, y los gélidos momentos de la tragedia, el conflicto y la adversidad. Un matrimonio perdurable se vuelve como acero templado.

Es difícil ir solo por la vida. Todos necesitamos el apoyo y el sentido de pertenencia que vienen de trabajar hacia metas compartidas con otro. Para que esa relación funcione, tiene que haber una compatibilidad básica de valores, perspectivas y propósito. El que marido y mujer deben ser amigos además de amantes es un cliché inadecuado. Una pareja puede conocer una lealtad que no se encuentra en ningún otro tipo de relación. Pero incluso ante tal fuerza, el Tao nos recuerda la necesidad de la moderación.

A la larga, toda relación es temporal. El falso apego a otro puede volverse una adicción, una esclavitud voluntaria en detrimento de una percepción clara. No deberíamos amarrar a otro a nosotros, no deberíamos definirnos a nosotros mismos por nuestro matrimonio, ni deberíamos forzar a otro a quedarse con nosotros. Pero si se nos permite la posibilidad de caminar juntos, ¿quién es alguien para cuestionar nuestra elección de compañeros de camino?

Cuando llegue el momento de separarse, es tiempo de separarse. No debería haber arrepentimientos. La belleza del matrimonio es como la efímera perfección de un copo de nieve.

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #321, Autosuficiente

Comentarios

Nancy Ana ha dicho que…
Hola Karín:
Es tan cierto la adicción y esclavitud que se forma en una compleja relación que al decidir la separación a pesar de sentirse la liberación de un gran peso, cuesta mucho afianzarse en ese nuevo camino.
Ante tales retos, personalmente trato de aferrarme al TAO,tratando de abrir los ojos con una nueva mirada a la vida.
Tener las meditaciones sin pertenencias, sin rituales, sin horarios me hace del TAO una compañera leal.
Mis mejores deseos para todos quienes pasamos por esta experiencia y para tí un abrazo y cariño muy especial por los regalos de cada día.

Nancy Ana
Karin Usach ha dicho que…
Hola Nancy Ana

Me alegra que este Tao te acompañe si más ataduras que las que tú misma te quieras imponer.

Yo también ha pasado por matrimonio y divorcio y no es fácil, pero tampoco imposible. Ánimo que, como decimos en Chile, lo que no te mata te fortalece!

Un abrazo

Karin
Anónimo ha dicho que…
Matrimonio ,entrega mutua,confianza en el amado,fe ciega en el amor que todo lo puede si es con 5Dios,el creador
Amor que asi baja de los cielos en forma de cristalina lluvia y se apacienta en las verdes praderas de este terrunho bendito
Asi fidelidad a principios,valores y usos ya establecidos de siempre
Matrimonio
Karin Usach ha dicho que…
Cierto, en tus muy lindas palabras nos muestras lo mejor del matrimonio, el cómo debería ser. Mucho de eso depende de nosotros mismos. Pero se necesitan dos para bailar tango y a veces el otro sencillamente no tiene ganas de bailar por mucho que uno lo intente.

El matrimonio puede ser una enorme bendición o una gran cruz. Yo digo que pongamos lo mejor de nosotros mismos en tratar de hacerlo funcionar. Pero si estamos en una relación abusiva o una destructiva, más vale recordar que es mejor estar solo que mal acompañado.

No se trata de huir ante la menor dificultad... hay que ser capaz de superarlas. La sabiduría está en poder distinguir qué es lo que se puede trabajar para sostener y mejorar la relación, y cuándo los miembros de ese matrimonio estarían mejor separados que juntos.

Entradas populares de este blog

365 Tao #184, 1 de Enero 2017: Emplazamiento

365 Tao #303, 30 de Abril 2017: Envejecer

365 Tao #156, 4 de Diciembre 2016: Inseparable