365 Tao #92, 1 de Octubre 2010: Precisión

Precisión

Haz que cada movimiento cuente.
Elije tu blanco y pégale.
Concentración perfecta significa
Fluir sin esfuerzo.

Una vida que es espiritual requiere de acción enfocada. Necesita reflejos rápidos, coordinación precisa, y abundante habilidad. Es por eso que los seguidores del Tao están siempre acrecentando su auto-cultivo. Quieren tener la habilidad para hacer cualquier cosa que quieran.

Cada día tu vida se hace un día más corta. Haz que cada movimiento cuente. Lo único que importa es lograr lo que imagines con la mayor diligencia. Una vez que lo haces, ese aspecto de tu interés está cumplido, y puedes seguir entonces con algún otro nuevo interés. Si no te ocupas de este continuo proceso de acción, nunca satisfacerás todos los variados aspectos del alma, y la realización nunca madurará completamente para ti.

Algunos afirman que el deseo no tiene fin, por lo que deberíamos reducir nuestra ambición. Pero eso no soluciona la necesidad de satisfacción. Necesitamos obtener satisfacción en lo que hacemos para sentir bienestar. Si recortamos nuestra ambición, nunca tendremos logros ni satisfaceremos nuestros anhelos. Eso sólo nos deja con frustración, incertidumbre y timidez. Por lo tanto, para seguir el Tao, debemos identificar nuestros íntimos anhelos y despacharlos con la precisión de un cazador.

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #274, Soledad

Comentarios

Felipe ha dicho que…
Buscar lo que te gusta hacer, lo que te mueve y cuando lo encuentres, esfuérzate al máximo para lograr tus anhelos.

Pero que pasa si nunca lo encuentras, si pasas tu vida buscando. Supongo que esa posibilidad es una de las que más me asusta, aunque también lo hace interesante, si fuera fácil de encontrar, entonces no valdría tanto la pena esforzarse (o tal ves no lo valoraría lo suficiente).
Karin Usach ha dicho que…
A veces envidio a quienes siempre han tenido una fuerte vocación por algo, que han encontrado un tema que realmente los apasiona.

A mi casi todo me interesa, pero no hay nada que me apasione a tal punto de convertirse en mi vocación. Supongo que seguiré buscando toda la vida...

Ambas situaciones tienen sus pro y sus contras. La pasión de la vocación te enfoca; la búsqueda de cientos de caminos te abre la mente.

Por lo que escribes, creo que hay cosas que sí te mueven... tal vez no con la fuerza que quisieras; pero lo suficiente como para explorarlas. Creo que ese es el mensaje... tenemos que explorar.
Felipe ha dicho que…
La verdad es que si, hay varias cosas que me atraen, pero nada que me apasione de verdad, que sienta que nací para hacerlo. Y si he conocido a personas que lo tienen claro y que tiene esa tranquilidad, ese objetivo definido.

Supongo que la idea es probar de todo un poco y seguir buscando, tarde o temprano debería aparecer algo y todavía tengo harto tiempo para probar, por ahora la idea de formar mi propia familia es lo que me ha motivado para seguir avanzando.
Karin Usach ha dicho que…
Si, puede ser que aparezca algo que te apasione y eso seguramente te llenará de energía. Pero no te preocupes si no aparece, que estarás mejor parado para vivir el desapego... que no es no desear, sino el aceptar que el resultado puede no ser el que querías.

Un abrazo,

Karin
Felipe ha dicho que…
Siempre es bueno tener en cuenta que las cosas a veces no suceden como un quiere (a decir verdad la mayoría de las veces, para bien o para mal), pero no me preocupa no encontrarlo, lo que si me da miedo es no aprovechar el momento si la encuentro.

Igual debo admitir que estoy mucho más tranquilo ahora que hace un par de años, de verdad ayuda el salir y estar buscando lo que quieres hacer, además las cosas importantes no llegan de la nada, uno se las gana según yo al menos.

Saludos! =D

Entradas populares de este blog

365 Tao #303, 30 de Abril 2017: Envejecer

365 Tao #184, 1 de Enero 2017: Emplazamiento

365 Tao #156, 4 de Diciembre 2016: Inseparable