365 Tao #107, 16 de Octubre 2010: Retiro

Retiro

La actividad es esencial, pero agotadora,
Y su importancia está solo en la superficie.
Retírate al Tao al final del día.
Regresar es renovación.

Cada día está lleno de actividad. Nos apuramos de una reunión a otra; hacemos toda clase de arreglos para el futuro. Tales haceres son importantes, pero no son todo lo que hay en la vida. Aún cuando participemos en ellos, debemos recordar que todos los esfuerzos humanos son temporales y provisionales.

No podemos dejar que nuestros logros nos divorcien de lo que en realidad está pasando en el mundo. Es imperativo que nos retiremos para reflexionar sobre los eventos del día y recogernos para la continuación de nuestro camino. No es necesario ir a un templo, un punto sagrado, o una habitación especial. No necesitamos un ritual elaborado. Todo lo que necesitamos es un simple y natural volverse hacia adentro.

Es por eso que quienes siguen el Tao siempre usan la palabra retornar. Reconocen la necesidad de actividad en la vida, pero también reconocen la necesidad de retornar al Tao. En el Tao está la fuente de todas las cosas, y en la fuente uno encuentra la renovación que necesitamos para continuar con la vida. Este movimiento de ir y venir entre la fuente y la actividad de la vida es el movimiento de todas las cosas.

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #288, Horizonte

Comentarios

Erich ha dicho que…
Me llama mucho la atención esta meditación, estimada Karin. Se trabaja tanto para subsistir y se mantiene tanta atención en la producción que, es verdad, no es tan fácil el "regreso" que está siendo planteado en el Tao de hoy. Y los años y décadas pasan y pasan. Pasan y pasan.
Un abrazo y que tengas un hermoso domingo.
Karin Usach ha dicho que…
Hola Erich

Es como tu dices, y no nos damos cuenta cómo vuela el tiempo. Hay semanas en que estoy tan "sobrevendida" parece que simplemente trabajo y duermo... A veces sólo logro hacer el espacio para la reflexión mientras estoy en la ducha, o mientras manejo, pero es cierto que hay épocas que hasta esos espacios están ocupados por pensamientos sobre lo que tengo que hacer.

Por eso es tan importante hacerse el hábido de meditar, aunque sea por 5 minutos. Sentarse, cerrar los ojos, respirar.

Necesitamos poner en nuestra agenda un tiempo para nosotros y lo que es verdaderamente importanten... y un poco de disciplina para cumplirlo.

Al menos yo me estoy prometiendo un poco de menos trabajo para el próximo semestre. Aunque implique ganar menos, necesito dejar algo de tiempo para ejercitar el cuerpo, centrar la mente y alimentar el espíritu.

Un abrazo,

Karin

Entradas populares de este blog

365 Tao #303, 30 de Abril 2017: Envejecer

365 Tao #184, 1 de Enero 2017: Emplazamiento

365 Tao #156, 4 de Diciembre 2016: Inseparable