365 Tao #100, 9 de Octubre 2010: Imaginación

Imaginación

La imaginación es pálida y frágil,
Los sueños agarran con una falsa realidad,
La imaginación puede construir puentes,
Los sueños pueden engañar.

Cuando soñamos, frecuentemente la experiencia nos involucra profundamente. Los sueños aterradores nos hacen despertar temblando y transpirando. Los sueños placenteros nos dejan con deseos persistentes. Algunos sueños son una forma de sanación, una manera de que nuestras mentes se re-circuiten y se ajusten. Sin importar qué pase, esos sueños no tienen realidad objetiva en nuestro mundo despierto.

La imaginación es también una forma de participación mental. Es una manera de proyectar nuestros pensamientos en imágenes creíbles para ser contempladas y manipuladas. Podemos jugar con nuestra imaginación, usarla para inspirar proyectos creativos.

Ambos, imaginación y sueños son actividades similares de la mente, que difieren sin embargo en el nivel de participación consciente que permiten. En el caso del sueño, hay una suspensión total de la racionalidad y de la consciencia, así que es posible poca o ninguna dirección. No hay modo de controlar. Por contraste, la imaginación es una herramienta a través de la que podemos mejorar nuestras vidas, hacerlas diferentes y creativas. Al cooperar con la imaginación, podemos lograr cosas que "nunca soñamos que fueran posibles".

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #281, Enfocar

Comentarios

Mariuz ha dicho que…
Me acorde de lo que me dijo un profesora hace un par de años, que no era sano ser un espectador en tu propia vida, que si quieres salir adelante tienes que ser el protagonista y para mi la imaginación es, en parte, la clave para poder seguir avanzando, yo al menos sueño para tener una meta, algo que me espera en el futuro, si bien se que las cosas no siempre salen como uno quiere, el hecho de poder imaginarse el futuro, me da tranquilidad y me da las ganas de luchar por eso.

También es verdad, uno no puede vivir soñando, pero como en todo, el equilibrio entre los sueños y la realidad, es lo que me hace más sentido, poder soñar nos libera de los limites que nos auto-asignamos para estar cómodos (y seguros) y si bien es lógico, a veces no nos permite ir mas allá de lo que conocemos y dejamos pasar oportunidad de crecer o incluso de conocer a otros.
Karin Usach ha dicho que…
Bien por tu profesora!

Como dices, es importante soñar un futuro, para tener metas por las que esforzarse.

También podemos usar la imaginación en cosas más puntuales, como en la búsqueda de soluciones a pequeños desafíos y problemas cotidianos. La vida se hace un poco más fácil... y quién sabe, capaz que hasta logremos un buen invento...

Entradas populares de este blog

365 Tao #184, 1 de Enero 2017: Emplazamiento

365 Tao #303, 30 de Abril 2017: Envejecer

365 Tao #156, 4 de Diciembre 2016: Inseparable