365 Tao #88, 27 de Septiembre 2010: Interpretación

Interpretación

Al sabio cuyas palabras son ambiguas lo llamas grandioso.
A los que abogan por disciplina, los rehuyes.
Con uno, tratas las palabras de la forma que tú quieres.
Con el otro, resientes el no tener cuartel.

Es desafortunado que necesitemos las palabras del sabio. Aunque son esenciales cuando comenzamos un camino espiritual, pueden causar problemas porque deben ser interpretadas para ser entendidas. Porque las palabras son imperfectas, cada generación se reescribe a si misma.

A la gente le encanta la ambigüedad, especialmente cuando se trata de religión. Pueden interpretar las cosas de la manera que quieran. Si no les gusta la forma que se le da a una enseñanza en particular, inventan maneras de rodearla, que es por lo que tenemos tantas autoridades, escuelas y sectas.

No es casualidad que los sabios más venerados estén muertos. No están por aquí para corregir nuestras nociones equivocadas, para cambiar sus enseñanzas, ni para cometer errores que pudieran mitigar nuestra reverencia. Cristo, Mohammed, Buddha, Lao Tzu -¿cuántos de nosotros somos realmente devotos a la sabiduría que personificaban? ¿O los hemos convertido en meras pantallas sobre las que proyectamos nuestras propias ideas?

Es importante pasar tiempo con un maestro vivo, uno que pueda corregir errores y disciplinarte. Pero el objeto de dicho estudio no debería ser la creación de una nueva ortodoxia. Tu meta debería ser en cambio el llevarte a un estado de independencia. Todas las enseñanzas son meras referencias. La verdadera experiencia es vivir tu propia vida. Entonces, incluso las más sagradas de las palabras son sólo palabras.

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #270, Barriendo

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Que opinas, se puede comparar la ambiguedad con la dualidad ?
O se es ambiguo cuando se está en conocimiento del "todo", porque sabemos que "todo" es "uno" .
Felipe ha dicho que…
Yo lo veo como interpretar las palabras de la forma que te hagan sentido(mas allá de que te convenga o no darle esa interpretación), así puedes complementar tu manera de pensar con lo que piensan los demás y seguir avanzando.
Karin Usach ha dicho que…
Para Anónimo:
La dualidad es el contraste, los dos extremos de una misma realidad, como lo son el día y la noche, lo frío y lo caliente... son categorías que usamos para pensar las cosas. El pensamiento occidental es muy dualista. La ambigüedad es la falta de definición, la falta de bordes... pero no pensándolo como un contínuo, como cuando te es difícil determinar dónde comienza o termina una sombra. En general las personas que hablan en forma ambigua lo hacen para no comprometerse, para que quien escucha interprete lo que quiera. La ambigüedad puede ser usada para forzarnos a pensar, pero también puede ser una forma de sutil engaño.
Así que no creo que se sea ambiguo cuando se está en conocimiento del todo; más bien se es comprensivo en el sentide que quien lo abarca todo buscando la unidad, el contínuo, el todo que no da el pensamiendo dualista.

Para Felipe:
Hay momentos en que la ambigüedad es buena y necesaria porque toma la forma del misterio, pero hay otros momentos en que lo que se necesita son definiciones porque la ambigüedad puede ser peligrosa como el agua turbia. Quieres saber si tu novia te quiere o no; preferirás las defeiniciones a las ambigüedades. Quieres saber si puedes contar con la palabra de un amigo, o con un trato... y son mejores las cosas claras.

Cuando alguien es ambiguo a propósito pregúntate si acaso lo que busca es que tú encuentres el significado por tí mismo o si lo que pretende es ocultarlo.
Anónimo ha dicho que…
Clarisimo ...

Entradas populares de este blog

365 Tao #184, 1 de Enero 2017: Emplazamiento

365 Tao #303, 30 de Abril 2017: Envejecer

365 Tao #156, 4 de Diciembre 2016: Inseparable