365 Tao #9, 10 de Julio 2010: Optimismo

Optimismo

Cielo azul clareando,
Una promesa en ramas desnudas.
En invierno, hay días soleados.
Siendo adultos, la niñez puede volver.

En invierno todas las cosas parecen muertas o dormidas. La lluvia y la nieve parecen incesantes, las noches largas. Entonces un día, el cielo aclara a azul brillante. El aire se entibia. Un vaho se levanta de la tierra y el perfume del agua, la arcilla y el musgo se dispersa por el aire. Se ven jardineros preparando nuevos cultivos, aunque sean sólo ramas desnudas y una raíz gris. La gente está optimista: saben que el frío acabará.

Como adultos frecuentemente vemos las responsabilidades como algo atroz. ¿Por qué habríamos de cavar la tierra cuando el clima es desagradable? Vemos las actividades sólo como obligaciones, y tratamos de librarnos de nuestra suerte. Pero hay alegría al trabajar en armonía con el momento justo. Cuando hacemos algo en el momento preciso y después esos esfuerzos rinden frutos, la gratificación es tremenda.

Había una vez un viejo que comenzó un huerto cuando se jubiló. Todos se rieron de él. ¿Por qué plantar árboles? Le dijeron que nunca viviría para ver una cosecha madura. Impertérrito, los plantó de todos modos, y los ha visto florecer y ha comido sus frutos. Todos necesitamos de ese tipo de optimismo. Esa es la inocencia y la esperanza de la niñez.

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #192, Austeridad

Comentarios

Juan Carlos ha dicho que…
Hola Karin!

Me gusta la meditación, me ayuda, pero creo que como mucha gente, al principio, tenemos el mismo problema.

No se meditar. No tengo disciplina para acerlo...

O yo mismo me estoy dando la respuesta?

Se meditar, pero tengo que aportar un poco de disciplina...

¿Como me aconsejas que empiece?

Sabes de algúna recomendación para empezar, y no perderse, ni abandonar...
Karin Usach ha dicho que…
Hola Juan Carlos

La verdad que enfrento los mismos problemas que todo el mundo... la organización y disciplina no es mi fuerte, y tengo una mente parlanchina y dispersa.

Qué me ha ayudado a mi: bajar algún audio de meditación (o CD) que te de estructura, o sino buscar una meditación estructurada que te acomode. Por ejemplo, para mi que he hecho algo de Reiki me funciona el imaginarme la energía como luz que entra por la cabeza y circula por mi cuerpo, el hacerla circular por la espina dorsal, y el ir iluminando los distintos chakras. Hay muchas meditaciones así que te pueden servir que puedes buscar en libros o en internet; para mi lo importante es visualizar, y para eso me imagino la energía, pero sé que a otras personas les funciona mejor el imaginar o hacer sonidos (como el Om u otros usados en el Yoga).

Por último, piensa en pequeñas meditaciones, de 5 o 10 minutos, para llegar a 15 o 20 una vez que ya estés cómodo y si es que te motiva hacerlo por más tiempo, no hace falta estar horas sentado!

Espero que te sirva!
Un abrazo,

Karin

Entradas populares de este blog

365 Tao #303, 30 de Abril 2017: Envejecer

365 Tao #184, 1 de Enero 2017: Emplazamiento

365 Tao #156, 4 de Diciembre 2016: Inseparable