365 Tao #42, 12 de Agosto 2009: Caminar

Caminar

El sendero al lado del arroyo,
Fragante pino.
Roja tierra rocosa,
Montaña empinada.

Caminar puede ser una buena metáfora para la vida espiritual, pero hay momentos en que una simple caminata es la mejor actividad. Cuando uno camina por los bosques o asciende montañas, hay una maravillosa unidad de cuerpo, mente y espíritu. Excursionar fortalece las piernas, aumenta la resistencia, vigoriza la sangre y calma la mente. Lejos de la locura de la sociedad, uno es liberado para observar las lecciones de la naturaleza.

Erosión. Raíces nudosas. El esqueleto de un ciervo muerto. Un vuelo de golondrinas. La alta espiral de los halcones. Aguzados reflejos del agua que corre. Ramas desnudas recién en ciernes. Roca gris, resquebrajada, trizada y gastada. Un árbol caído. Una nube solitaria. El reír de las ramas ciruela. Incluso un pequeño círculo de rocas al lado del sendero -¿Quién lo puso allí, lo habrá arreglado alguna mano, y como sea, cuáles son los secretos de ese círculo?

Hay miles de significados en cada vista, si sólo nos abrimos a ver la escritura del paisaje.

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #224, Indiferencia

Comentarios

Entradas populares de este blog

365 Tao #303, 30 de Abril 2017: Envejecer

365 Tao #184, 1 de Enero 2017: Emplazamiento

365 Tao #281, 8 de Abril 2017: Sin Esculpir