365 Tao #8, 9 de Julio 2009: Trabajo

Trabajo

El leñador
Trabaja en todas las estaciones.
Partir madera es ambos
Acción e inacción.

Incluso cuando está nevando, el leñador debe partir madera. A menos que lo haga, él y su familia no permanecerán abrigados, y quienes dependen de él no sobrevivirán. Pero el leñador no trabaja sobre una base poco sistemática. Él labora en concierto con las estaciones: trabaja duro para almacenar madera antes de los primeros fríos para así poder darse el lujo ahora de meramente partir leña para encender. Su trabajo parece ligero en una estación, porque fue industrioso en la previa.

Cuando parte la madera, debe colocar el leño en el bloque y levantar su hacha. Pero debe golpear la madera a favor de la veta, y debe dejar que el hacha caiga con su propio peso. Si trata de cortar a través de la veta, su esfuerzo será desperdiciado. Si trata de agregar fuerza al giro del hacha, no ganaría nada.

Como el leñador, todos nos podemos beneficiar de trabajar acorde a las circunstancias estacionales. Ya sea por el momento o por el método, el verdadero trabajo es mitad iniciativa y mitad saber cómo dejar que las cosas avancen por sí mismas.

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #190, No Ceder

Comentarios

Entradas populares de este blog

365 Tao #184, 1 de Enero 2017: Emplazamiento

365 Tao #303, 30 de Abril 2017: Envejecer

365 Tao #156, 4 de Diciembre 2016: Inseparable