365 Tao #12, 13 de Julio 2009: Formar

Dar Forma

La alfarera en la rueda.
Desde el centrar a la vasija terminada,
La forma aumenta mientras las opciones disminuyen;
La suavidad se torna dureza.

Cuando la alfarera comienza a levantar una vasija, toma un pedazo de arcilla, le da la forma de una tosca esfera, y lo añade a la rueda de alfarería que está girando. Puede caer descentrado, y ella debe comenzar cuidadosamente a darle forma hasta que sea un suave cilindro. Entonces trabaja la arcilla, estirandola y comprimiendola mientras gira. Primero es una torre, luego es como un hongo rechoncho. Sólo después de hacerla subir y bajar muchas veces, lentamente aprieta la arcilla que gira hasta que sus paredes se levantan de la rueda. No puede seguir por mucho tiempo, pues la arcilla comienza a “cansarse” y entonces se cae. Ella le da la forma que imagina, y la deja a un lado. Al día siguiente, la arcilla estará dura como cuero, y puede darla vuelta para formar la base. Puede tallar alguna decoración en la superficie. Eventualmente, el cuenco será horneado, y entonces la única opción son los colores a aplicarle; su forma no puede ser cambiada.

Así es como le damos forma a todas las situaciones en nuestras vidas. Debemos darles una forma tentativa y lanzarlas al centro de nuestras vidas. Debemos estirar y comprimir, probando la naturaleza de las cosas. Mientras conformamos la situación, debemos estar conscientes de qué forma queremos que tomen las cosas. Mientras más cerca esté algo de completarse, más concluyente y definitivo se vuelve. Nos van quedando menos opciones, hasta que todo lo que queda es el impacto total de nuestra creación. Belleza o fealdad, utilidad o fracaso, vienen del proceso de dar forma.

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #194, Inquisitivo

Comentarios

Entradas populares de este blog

365 Tao #303, 30 de Abril 2017: Envejecer

365 Tao #184, 1 de Enero 2017: Emplazamiento

365 Tao #187, 4 de Enero 2017: Artista