365 Tao #359, 25 de Junio 2009: Cordura

Cordura

Tú eres los demonios.
Tú eres la oscuridad.
Tu alma está en juego. Tu alma es la luz.
La disipación es la amenaza.
No entregues la llave. Solo disuélvete.


Los problemas de la humanidad no son metafísicos. Son personales.

La condenación está en ti. También lo está la salvación. Tú eres el príncipe de las tinieblas. También eres el príncipe de la luz. Ninguno de los dos puede ser expulsado de ti mismo. El arreglárselas valientemente con esa dicotomía es lo intenso de esta existencia.

El impulso es a favor de la oscuridad. La gloria es a favor de la luz. Si no haces nada, te deslizas hacia la oscuridad. Si haces el más mínimo esfuerzo hacia la luz, serás ayudado. Lucha por la luz. Para la cual el precio es la disipación –del alma, de la mente, del cuerpo, de tu humanidad misma.

La llave de todo esto es tu cordura. Tienes que luchar por mantenerla. Ella media entre la luz y la oscuridad.

Si quieres terminar con la dualidad, debes disolver tu cordura en el todo universal. No lo hagas hasta que estés listo, porque no puedes volver atrás. Hay una tremenda diferencia entre la disipación de no hacer ningún esfuerzo, y la disolución que uno puede lograr como coronación de un acto espiritual.

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #174, Culto

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Muy bueno este...

La disipación es la amenaza.
Esto ultimo me queda como duda---

Hoy pensare en ello

Gracias
Karin Usach ha dicho que…
Si... la amenaza es que si nos disipamos sin haber alcanzado la madurez espiritual no será para unirnos en el Tao, sino para perdernos en nuestro propio infierno

Un abrazo,

Karin

Entradas populares de este blog

365 Tao #303, 30 de Abril 2017: Envejecer

365 Tao #184, 1 de Enero 2017: Emplazamiento

365 Tao #281, 8 de Abril 2017: Sin Esculpir