365 Tao #329, 26 de Mayo 2009: Ombilgo

Ombligo

La gente considera el ombligo como el vestigio de un nudo
Y piensan que la nutrición sólo viene por la boca.
No es así. Tao es la gran madre,
Y en la región del ombligo se sitúa una vitalidad incalculable.


Los libros antiguos llaman al Tao la gran madre. El Tao nos provee como la haría una madre. Nos protege, nos nutre, hace posible nuestras vidas. Estamos literalmente atados a la vitalidad del Tao.

Latentes en nuestro interior se encuentran puntos de concentración. La mayoría de la gente ignora que la concentración en esos puntos producirá fuerzas específicas, curará achaques, alterará la consciencia y aquietará la mente. Como un tesoro enterrado en las ruinas de un lugar sagrado, estos puntos sólo esperan ser descubiertos para entregar a su dueño poderes maravillosos.

Uno de dichos puntos es el área del ombligo. Cuando te concentras allí, encontrarás que viene a ti una gran vitalidad. Será como que todavía estuvieras conectado a tu madre a través del ombligo, y un gran poder y un bienestar físico tremendo vendrán a ti.

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #144, Latencia

Comentarios

Entradas populares de este blog

365 Tao #303, 30 de Abril 2017: Envejecer

365 Tao #184, 1 de Enero 2017: Emplazamiento

365 Tao #281, 8 de Abril 2017: Sin Esculpir