365 Tao #285, 12 de Abril 2009: Resplandor

Resplandor

La luna brilla al mediodía.
El maestro bendice a la gente.

La humildad es buena, pero a veces es inapropiada. El cultivarse en privado es bueno, pero a veces también es inapropiado. ¿Por qué? Porque si uno nunca acude a ayudar a otros y muestra que es posible ser espiritual en los tiempos modernos, la gente perderá la fe. Cuando la gente va a escuchar a un maestro espiritual, no van a escuchar auto desprecio. Van a ver perfección.

En el pasado los maestros bajaban de las montañas para dejar que la gente los viera. Al andar entre la gente reafirmaban la validez de la espiritualidad. Caminando entre las masas, inspiraban a otros a emprender el crecimiento personal. Al ayudar a aquellos con quienes se encontraban, afectaban directamente la vida de otros. El auto cultivo y la concentración en lo divino están bien, pero hay veces en que debemos recordar a nuestro prójimo.

Cuando uno proyecta brillo, es como la luna de medio día –un evento tan radiante que lo que normalmente está oculto eclipsa incluso a la luz más brillante. Es así como es cuando los maestros caminan entre la gente. Con su presencia iluminan y alegran a todos los que vayan a su encuentro.

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #100, Imaginación

Comentarios

Entradas populares de este blog

365 Tao #64, 3 de Septiembre 2018: Desatado

365 Tao #1, 2 de Julio 2018: Comienzo

365 Tao #362, 28 de Junio 2018: Vacío