365 Tao #277, 4 de Abril 2009: Integro

Integro

Detesto como viene este pollo
Todo embolsado en plástico
Sin cabeza ni patas;
Cogote, corazón, hígado y mollejas
Ensartados en su cavidad.
No es de extrañar que la gente se sienta desconectada.

A la gente tradicionalista le gusta ver al animal entero cuando van a comprar sus comidas. En las culturas en que los contactos personales son más significativos y la cercanía a la tierra es una forma de vida, no es sorprendente que la gente esté interesada en una relación completa con su comida. La compran o la cultivan, la cosechan, la limpian y la cocinan –todo antes de comer con gratitud. No se ponen sentimentales respecto de su comida –lo práctico es entender que matamos para sobrevivir- pero dan gracias por lo que ha muerto para sustentarlos.

Hoy en día tenemos una relación muy incompleta con nuestra comida. No vemos dónde algo crece, comemos alimentos fuera de estación, compramos comida preparada por alguien que ni siquiera conocemos. Hay una gran fuerza en el conocimiento de tu alimento, en conocer el lugar de donde proviene, en prepararlo con tus propias manos. Ese alimento, sea vegetal o animal, murió por nosotros. Lo menos que podemos hacer es comerlo concienzudamente y con respeto.

En la actualidad es bastante común que las personas se sientan aisladas. Lamentan no tener amigos, no tener experiencias genuinas, no tener un sentido de quienes son. Si hasta al alimento que consumimos y a la forma en comemos le faltan integridad, ¿como sentiremos entonces plenitud en el resto de nuestras vidas?

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #92, Precisión

Comentarios

Entradas populares de este blog

365 Tao #64, 3 de Septiembre 2018: Desatado

365 Tao #1, 2 de Julio 2018: Comienzo

365 Tao #39, 9 de Agosto 2018: Preocupación