365 Tao #181, 29 de Diciembre: Eje

Eje

La mente está en una rueca en el
Ombligo, el corazón, la garganta, la cabeza.
El ducto conector es el vacío.
Sin una vía despejada.
La energía no puede fluir.

La gente busca lo sagrado y se les dice que está dentro de ellos mismos. A veces es difícil ver qué tan literalmente los sabios quieren decir esto. Ellos ven la mente como existiendo en otras áreas del cuerpo además del cerebro. Estos centros, nominalmente funcionales en la persona promedio, son llamados chakras o ruedas por aquellos que siguen el Tao. A través de la meditación, uno se familiariza con cada uno de ellos y aprende como liberar un poder tan profundo que uno es literalmente divino.

El concepto de vacío es central a muchas filosofías incluyendo la del Tao. No obstante, a veces parece tan abstracto. Aquí el vacío tiene un rol funcional. El sendero que conecta los centros de energía de la mente es como un largo ducto que comienza en el perineo y termina en la parte superior de la cabeza. Si no fuera por la vacuidad o vacío de este ducto, la energía sagrada del cuerpo no podría ser conducida.

Toda la diversidad de nuestras vidas es meramente una manifestación de nuestras mentes, expresadas por las vueltas de varias ruedas dentro de nosotros mismos. Mientras más giran, más complejos se vuelven las circunstancias y el pensamiento. Sin embargo, si queremos simplicidad y tranquilidad, sólo necesitamos ir al centro de la mente centrífuga sonde está vacío y quieto. Por lo tanto se dice que la diversidad viene del girar de las ruedas y los orígenes vienen del vacío central.

La meditación de hoy para el hemisferio norte es la #363: Noche

Comentarios

Entradas populares de este blog

365 Tao #219, 5 de Febrero 2018: Compostura

365 Tao #64, 3 de Septiembre 2018: Desatado

365 Tao #163, 11 de Diciembre 2017: Navegación