365 Tao #88, 27 de Septiembre: Interpretación

Interpretación

A aquel sabio cuyas palabras son ambiguas, lo llamas grande.
A aquel que aboga por la disciplina, lo rehuyes.
Con uno, tratas las palabras de la forma que tú quieres.
Con el otro, resientes el no tener cuartel.

Es desafortunado que necesitemos las palabras del sabio. Aunque son esenciales para nuestros comienzos en un camino espiritual, pueden causar problemas porque deben ser interpretadas para ser entendidas. Porque las palabras son imperfectas, cada generación se reescribe a si misma.

A la gente le encanta la ambigüedad, especialmente cuando se trata de religión. Pueden interpretar las cosas de la manera que quieran. Si no les gusta la forma dada a una enseñanza en particular, inventan maneras de rodearla, que es por lo que tenemos tantas autoridades, escuelas y sectas.

No es accidental que los sabios más venerados estén muertos. Ellos no están por aquí para corregir nuestras nociones equivocadas, para cambiar sus enseñanzas, o incluso para cometer errores que pudieran mitigar nuestra reverencia. Cristo, Mohammed, Buddha, Lao Tzu -¿cuántos de nosotros somos realmente devotos a la sabiduría que personifican? ¿O los hemos convertido en meras pantallas sobre las que proyectamos nuestras propias ideas?

Es importante pasar tiempo con un maestro vivo, uno que pueda corregir errores y disciplinarte. Pero el objeto de dicho estudio no debería ser la creación de una nueva ortodoxia. Tu meta, en cambio, debería ser llevarte a ti mismo a un estado de independencia. Todas las enseñanzas son meras referencias. La verdadera experiencia es vivir tu propia vida. Entonces, incluso las más sagradas de las palabras son sólo palabras.

Comentarios

Rammstein ha dicho que…
Impresionante... es justo lo que necesito reflexionar

Entradas populares de este blog

365 Tao #246, 4 de Marzo 2019: Árbol

365 Tao #140, 18 de Noviembre 2019: Disentir

365 Tao #262, 20 de Marzo 2019: Soledad