365 Tao #62, 1 de Septiembre: Interpretación

Interpretación

Todo lo que experimentamos es subjetivo.
No hay sensación sin interpretación.
Creamos al mundo y a nosotros mismos;
Sólo cuando nos detenemos vemos la verdad.

El mundo existe, pero no podemos ser verdaderamente uno con él en nuestros modos normales de consciencia. Nuestras mentes conocen el mundo al construir conclusiones con los datos de nuestros sentidos. Todo lo que conocemos es filtrado e interpretado.

Por lo tanto, no hay tal cosa como objetividad o conocimiento directo del mundo. Todo es relativo porque cada uno de nosotros está condenado a sus particulares puntos de observación. Mientras todos tengamos diferentes perspectivas, mientras la percepción dependa de nuestros sentidos, no puede haber una verdad absoluta. Todo conocimiento proveniente de la experiencia, valioso como pueda ser, es imperfecto y meramente provisional.

La verdad interior es sólo atisbada al desconectarse de los mecanismos de interpretación. Si podemos retirarnos de las actividades de los sentidos y aislar esa parte de la mente responsable de filtrar la entrada sensorial, entonces podemos apagar temporalmente el continuo proceso de interacción con el mundo exterior. Estaremos entonces en un lugar neutral que está totalmente vuelto hacia adentro. Quedamos con un estado absoluto, enteramente sin distinción o relatividad. Esto es llamado la nada, y es la verdad subyacente a todas las cosas.

Comentarios

Aníbal Ignacio Sanguineti ha dicho que…
Hola Karin
Más leo y más me sorprendo. Meditaciones breves pero llenas de contenido y poesía.
Te agradezco por tu respuesta del 29/8 y por tu buena disposición para compartir conmigo tu experiencia.
Espero el momento en que me sienta capacitado para hablar sobre Tao contigo. Aunque antes creo que debo desintoxicar mucho mi cabeza occidental, de la mano de gente tan sabia como tuve la suerte de conocer ayer y meditando acerca de lo que con dedicación y paciencia te tomas el tiempo de traducir y postear cada día.
Un abrazo
Aníbal
Karin Usach ha dicho que…
Hola Aníbal
Es bueno verte otra vez por aquí. Si has conocido gente sabia y la reconoces como tal es porque estás listo para ello.
Para hablar del Tao no se necesita tanto saber como estar abierto a la experiencia (insisto, yo no se mucho).
Lo de desintoxicar la cabeza es una de la cosas más difíciles. Para mi al menos... soy bastante cerebral, y me cuesta lograr que mi mente saque la pata del acelerador y deje de pelear por el control del volante. Pero cuando ha pasado, se siente tan bien!
Un abrazo,
Karin

Entradas populares de este blog

365 Tao #246, 4 de Marzo 2019: Árbol

365 Tao #140, 18 de Noviembre 2019: Disentir

365 Tao #262, 20 de Marzo 2019: Soledad